Ejemplos ?
Si al morir un Rey de Suecia no existiese heredero varón engendrado por él, pero la Reina estuviese en estado de buena esperanza, el regente o el Consejo de Estado asumirán el gobierno con potestad y autoridad regia, del modo y en las condiciones establecidas en los artículos 41 y 93 del Instrumento de Gobierno, hasta que se reúna la Dieta del Reino, conforme a lo dispuesto en el propio Instrumento y adopte en ese momento las providencias necesarias en materia de gobierno.
Las horas que hubieron de transcurrir antes de que el sol empezara a plegar su regia túnica de oro en los vastos horizontes, las pasó Joseíto devorado por una impaciencia febril que no le dejaba sosegar.
Trae además para mí vuestro álbum más alta prez que ambiciona la altivez de mi ingenio baladí: jamás fué par el neblí con el águila; y buen juez de mí mismo, si esta vez hasta estas hojas subí, mirad que me alzó hasta aquí vuestra regia esplendidez.
Nos provee de una temática domestica esencial para conveniencia de la Ciudad, siendo información que supone la empedernida dedicación e insistencia de los capitulares porteños por lograr ventajas del asunto, además que por constar en un documento de regia consideración la intención tuvo un interés sucesivo en el logro de tan engorrosas y tardías tramitaciones que por la modalidad de constante duplicación el Consejo de Indias revisaba el tema y tomaba finalmente la decisiones competentes a beneficio de ambas partes; Corona y Cabildo.
Patente a todos es cuánto aventaja Grifón al de Seleucia en la pelea; tanto que si la lid el rey no ataja la vida acaba el que más débil sea. Por orden regia, al fin, la guardia baja a interrumpir la lucha ciclopea.
A veces las burbujas eran atravesadas por un asombroso estambre que surgía de una gran ráfaga diamantina y las tejía como haciendo una regia capa de gigantesco telón que se iba alzando hasta descubrir las calles de aquella ciudad submarina.
30 A los cuales, una vez que cumplido el tiempo las anheladas luces llegaron, toda Tesalia la casa con su concurso frecuenta: se llena la regia de su alegre asistencia.
Ni el ácido clorhídrico. El ácido nítrico e incluso el agua regia se limitaron a resbalar sobre su tórrida invulnerabilidad. Ammi se encontró con algunas dificultades para recordar todas aquellas cosas, pero reconoció algunos disolventes a medida que se los mencionaba en el habitual orden de utilización: amoniaco y sosa cáustica, alcohol y éter, bisulfito de carbono y una docena más; pero, a pesar de que el peso iba disminuyendo con el paso del tiempo, y de que el fragmento parecía enfriarse ligeramente, los disolventes no experimentaron ningún cambio que demostrara que habían atacado a la sustancia.
Mientras el hombre vaga en los remotos siglos prehistóricos sobre la tierra cubierta de matorrales, aprovechando sus frutos espontáneos, como un parásito inútil, no existen sociedad, historia ni familia; el día en que, bajando los ojos al suelo, piensa por primera vez en los pechos inagotables de la gran madre y araña su superficie en busca del yugo de sus entrañas, empieza la gran epopeya de la bestia convertida en ser humano. Del primer surco recién abierto nacieron, triunfadoras, nuestra civilización y la gloria regia de nuestra especie.
a regia prohibición de que los Oidores pudieran contraer matrimonio en el territorio en que administraban justicia, obligaba a estos señores a doblegar muchas veces la inflexible vara ante empeño de faldas.
Pude ver confusamente formas arquitectónicas inmensas, columnas, arcos, escalinatas y balaustradas, todo un lujo de construcción regia y fantástica.
Verdadero centro de las tradiciones monárquicas, con una gran copia de títulos de Castilla, que daban á la capital del virreynato el boato y exterioridades de una pequeña corte regia, mal podía romper en un instante con su pasado y hábitos de tres siglos.