regateo

(redireccionado de regateos)
También se encuentra en: Sinónimos.

regateo

1. s. m. COMERCIO, DEPORTES, NÁUTICA Acción y resultado de regatear.
2. COMERCIO Reventa o venta que se hace al por menor de comestibles u otros productos comprados al por mayor. regatería
3. Conjunto de reparos que se ponen para la ejecución de una cosa no consiento este regateo, es tu trabajo y has de hacerlo. excusa
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2022 Larousse Editorial, S.L.

regateo

 
m. Acción y efecto de regatear.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

regateo

nombre masculino
(deportes) regate finta gambeta drible (anglic.) dribbling (anglic.)
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

regateo

SM
1. (Com) → haggling, bargaining
2. (Dep) → dribbling
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Es necesario garantizar a los españoles, que con las armas en la mano y sin regateos de sacrificios y sangre salvan la causa de la civilización, que no se volverá a tolerar, ni menos a proteger y subvencionar a los envenenadores del alma popular primeros y mayores responsables de todos los crímenes y destrucciones que sobrecogen al mundo y han sembrado de duelo la mayoría de los hogares honrados de España.
Dile ya adiós para siempre a tus tan jaleadas gallardías, a los ímpetus belicosos de tu carácter, a la banca donde pagaban sin regateos la habilidad suprema de tus manos; a las hembras de tronío que al verte pasar entornaban graciosa y maliciosamente el párpado y decíanse las unas a las otras con ponderativas expresiones: -Valiente vivo va por ahí.
-Ve, Lilit, al cerro de las Ramas y extiende un contrato con un hombre que allí encontrarás, y que abriga tanto desprecio por su alma que la llama almilla. Concédele cuanto te pida y no te andes con regateos, que ya sabes que no soy tacaño tratándose de una presa.
Sería pre­ ciso tener entrañas de sarraceno y no saber estimar en lo que vale un ciga­ rro, para andarse en regateos con quien lo ha conquistado a uno por medio de un soberbio chorrillano.