regador

(redireccionado de regadores)

regador, a

1. adj./ s. Que riega. regante
2. s. m. Punzón de punta curva usado para señalar la longitud y el número de las púas de los peines.

regador

 
m. Punzón de hierro, con punta curva, que se usaba para marcar las púas de los peines.

regador, -ra

  (del l. rigator, -oris)
adj.-s. Que riega.
m. f. (Murc.) Persona que tiene derecho a regar con agua comprada o repartida para ello.

regador, -ra

(reγa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que riega Terminaron de armar la nueva regadora para el sembradío.
Traducciones

regador

schizzetto

regador

SM (Cono Sur) → watering can
Ejemplos ?
El procesamiento de la caña de azúcar en este tipo de hacienda, requería de una variedad de trabajadores especializados para llevarlo a cabo::Administrador: por lo común un pariente del dueño;:Mayordomo: encargado de hacer cumplir las órdenes del administrador Caporales, Capitanes, Regadores, Planteros, Cortadores, Carretoneros, Alzadores de caña Molenderos, Maestro de azúcar, Caldereros o meleros, Trapicheros, Homeros, Ceniceros, Maestro de purga, Oficiales artesanos: carpinteros, formeros, herreros.
Los rociadores automáticos o regadores automáticos (en inglés fire sprinklers), son uno de los sistemas de extinción de incendios.
Antes de la reforma de 2004, se realizó una reforma en el terreno con el objetivo de instalar regadores automáticos, por lo que el campo de juego se levantó y los hinchas compraron pedazos de pasto para financiar la obra.
Este cultivo emplea desde campesinos como jornaleros, cortadores, embolsadores, debellotadores, empacadores, personal de manejo de agroquímicos como fertilizadores, regadores y lavadores; así como bodegueros, comercializadores y distribuidores.
En el caso de los gases combustibles, las llamas serían de menor potencia; en el caso del riego, los regadores no tendrían el alcance requerido; en el caso del agua de suministro domiciliario no llegaría a los grifos más elevados.
Lo que se supo es que el local comercial no estaba en buenas condiciones. Tenía las salidas de emergencias cerradas, instalaciones eléctricas precarias y en mal estado, y tampoco tenía regadores.
Ubicado a media altura se encuentra un gran reloj, que suena dando las horas, los cuartos y las medias, su sonido es el típico de iglesia, resonando en las largas noches de insonnio de algunos pobladores y en las madrugadas de los regadores de la huerta.
En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y dos de julio de mil ochocientos catorce, los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento se reunieron en su sala capitular, en consorcio de los tres comisionados de la obra del canal de Maipo, para tratar el modo y las ventajas con que podría realizarse el plan de la venta de los regadores de agua para que su producto en las actuales circunstancias y en la suma pobreza en que se halla el tesoro público...
Luego se vio un oficio del Superior Gobierno, contestatorio al de 22 del próximo pasado, en que le dio cuenta de las medidas que había arbitrado el Ayuntamiento para facilitar las enajenación y venta de los veinte y cinco regadores de agua del Canal de Maipo, adoptando el proyecto que ha tomado, y ordenando que en el perentorio término de tres días se tratase de su remate, sin que se admita postura que baje de mil pesos, procurando de su mayor valor y aumento.