Ejemplos ?
No obstante, hagamos todo lo necesario para evitarle, no sólo peligros, sino toda incomodidad. Nos refugiemos en lugar seguro, reflexionando sobre todo lo que permita mantenerlo alejado las cosas que fuesen de temer.
Nos refugiemos ergo en la filosofía: sus enseñanzas son, lo digo, no sólo para los buenos sino aún para aquellos de maldad mediocre, un hito de referencia.