redargüir

(redireccionado de redargüidos)

redargüir

1. v. tr. Usar un argumento contra la persona que lo empleó con anterioridad.
2. DERECHO Declarar un acto jurídico no válido por algún vicio o imperfección en su forma.
NOTA: Se conjuga como: argüir

redargüir

 
tr. Convertir [el argumento] contra el que lo hace.
V. conjugación (cuadro) [12] como huir.

redargüir

(reðaɾ'γwiɾ)
verbo transitivo
aceptar utilizar un argumento en contra de quien lo usó Redarguyó su propuesta por inaceptable.
Traducciones

redargüir

impugn

redargüir

A. VT
1. (Jur) → to impugn, hold to be invalid
2. (frm) redargüir queto argue on the other hand that ...
B. VI (frm) → to turn an argument against its proposer
Ejemplos ?
182 »Entrando tras él por el agua, dezían: 'Magnánimo conde, ¿ya cómo nos dexas?, nuestras finales e últimas quexas en tu presençia favor nos serían; las aguas la vida nos ya desafían: si tú non nos puedes prestar el bevir, danos linaje mejor de morir: daremos las manos a más que devían, 183 »'e bolveremos a ser sometidos a aquellos adarves, maguer non devamos, por que los tuyos moriendo podamos ser dichos muertos mas nunca vençidos; sólo podremos ser redargüidos de temeraria, inmensa osadía, mas tal infamia mejor nos sería que non en las aguas morir sepelidos'.
Habiéndolo, pues, planeado ya todo en su mente con su Hijo, permitió durante el tiempo antiguo que fuéramos arrastrados por impulsos desordenados según deseábamos, descarriados por placeres y concupiscencias, no porque Él se deleitara en nuestros pecados en absoluto, sino porque Él tenía paciencia con nosotros; no porque aprobara este período pasado de iniquidad, sino porque Él estaba creando la presente sazón de justicia, para que, redargüidos del tiempo pasado por nuestros propios actos como indignos de vida, pudiéramos ahora ser hechos merecedores de la bondad de Dios, y habiendo dejado establecida nuestra incapacidad para entrar en el reino de Dios por nuestra cuenta, hacerlo posible por la çapacidad de Dios.
9 Oyendo, pues, ellos, redargüidos de la conciencia, salíanse uno á uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros: y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.