Ejemplos ?
Este concepto de la revolución, hijo de la más pura demagogia, patrocinado durante docenas de años por todos los partidos políticos que han intentado y logrado muchas veces asaltar el poder, tiene aunque parezca paradójico, defensores en nuestros medios y se ha reafirmado en determinados núcleos de militantes.
En América Latina, tierra de nuestros afectos y afinidades, México ha reafirmado no sólo el diálogo político cercano con los gobiernos, sino también la disposición favorable de sus pueblos.
El Presidente de la República: nosotros hemos propuesto de tiempo atrás y así lo he reafirmado en el Plan Nacional de Desarrollo, la conformación de un nuevo federalismo.
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana...
Con ello cumplo un deber constitucional y ratifico mi convicción en el respeto y la colaboración entre poderes. En los últimos tres años, los mexicanos hemos reafirmado nuestra formidable herencia cultural.
Ofrecimos gobernar con los principios de la Revolución Mexicana y en todo momento los hemos reafirmado con nuestros actos: prometimos mantener el clima de paz, libertad y concordia que en las últimas décadas ha hecho posible nuestro desarrollo, y lo hemos logrado mediante el imperio de las leyes.
A la luz de lo ocurrido en estos meses, la convicción que tuve hace ya algunos años de que tú debieras ser el próximo Presidente de México se ha reafirmado profundamente.
Pueblo bravo, pueblo bravío, pueblo heroico, pueblo de Bolívar. A ti todo nuestro amor, y el mío, y hoy más que ayer todo mi compromiso vital, existencial, como siempre, pero ahora reafirmado.
Siempre tiene que funcionar el reglamento, la gestión en materia de infraestructura, Néstor lo dijo en el 2003 y yo lo he reafirmado en cada uno de mis mensajes pero no solamente lo hemos dicho, sino que lo hemos hecho, hablar lo hace cualquiera, hacer es lo que marca la diferencia.
La Unión Soviética ha reafirmado su decisión de firmar la paz en Berlín, y el Presidente Kennedy ha anunciado que puede ir hasta la guerra por Berlín.
Es una revolución que ha reafirmado la soberanía nacional y, por primera vez, ha planteado para sí y para todos los pueblos de América, y para todos los pueblos del mundo, la reivindicación de los territorios injustamente ocupados por otras potencias.
Hemos reafirmado la voluntad de nuestros gobiernos de construir un frontera que acerque a nuestros pueblos, que sea la línea divisoria entre dos naciones soberanas, no entre la prosperidad y la pobreza; que sea la línea divisoria entre dos vecinos prósperos, no entre las oportunidades y las carencias.