re...

Traducciones

re...

PREF
1. (esp LAm) (repetición) → re...
2. (intensivo) → very
refríovery cold
reguapareally pretty
¡rebomba! (Esp) (anticuado) → that's amazing!
¡rediez! (Esp) (anticuado) → well I'm damned!
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
En tres años no solté la corneta de la mano. _Do-re-mi-fa-sol-la-si_; he aquí mi mundo durante todo aquel tiempo. Mi vida se reducía a soplar.
Su voz abarcaba tres octavas que se extendían desde el "re" contralto hasta el "re" sobreagudo, subiendo y bajando en escalas, cadencias y "fioritures".
Aliéntense mutuamente. Re define tu misión como mujer, tu ánimo de participación en todos los aspectos y niveles de la actividad humana será un reto, y no te amedrentes ni te menosprecies.
Ya lo alegará en la delegación. La mujer lo miró con furia, con voracidad y re exclamó: - ¡Desgraciado! Meterse en lo que no le importa.
El viejo de literatura ni cuenta se dio de mi acordeón. - ¿Te fijaste en Cuca, Héctor? - Amárratela! Está re'buena y ella te trae ganas... Nomás fíjate cómo te mira. ¡Aviéntate!
Entonces lo tiene merecido. (No me caería mal una restregada también con él. Esta re'macizote y... Aunque me pegara mi marido como a ella.
Son tal cual son: la primeridad; el ser por el ser; el objeto por el objeto: las iniciales presentaciones que de pronto adquirirán sentido y que, aunque generalmente, se pierden; no se quedan en el disco duro del cerebro recién nacido, pero que principian el proceso de construir signos, re-presentaciones a través de una ausencia, la ausencia del ser o del objeto percibidos, y del cual, únicamente quedan las leves primeras imágenes aún borrosas, los primeros esquemáticos conceptos que van a ser los significados del signo que crece, de los signos que empiezan a formarse para ser con el tiempo, poco a poco, la manifestación de una rústica conciencia.
En ese momento la Emperatriz de las Magas me tocó con la refulgente batuta prismática que lucía aún más radiante y armoniosa, porque en su punta había aparecido una hermosísima estrella que decía palabras incomprensibles y que sin duda eran mágicas: —Zhaián mai re casté se per oon aináu, ojyo muai pescé.
Desato las redes de tanta agonía y pinto paredes sin melancolía. 18 Con tanto amor re-despierto se me relaja la aurora y la noche no me acaba y la tarde se prolonga.
Al enfrentarse, por ejemplo, a una imagen publicitaria, el educando puede capacitarse para desmontar las argucias de los iconemas seductores y desentrañar ciertos engaños que comúnmente se presentan; luego de hacerlos conscientes, se entusiasma en re–crearlos humorísticamente, con lo cual, practica global y creativa; funcional y comunicativamente la lengua y así la clase de español cumple una de sus funciones trascendentales, apenas vislumbradas en la acción docente cotidiana, agilizar su manejo crítico.
Lo primero, por el grave perjuicio que se nos sigue y a nuestras familias derribándonos (las) nuestras dichas casas, especialmente cuando reconocemos la imposibilidad de volverlas a re(e)dificar dentro de muros donde, como ha reconocido Vuestra Merced y todos los vecinos, no hay solares en que poderlas hacer, ni recompensar los que tenemos, pues solo hay aquellos procedidos de la ruina y incendio de esta Ciudad, en los cuales, aunque se nos señalará sitio por vía de recompensa, (por tanto) nunca llegará el caso de que fabriquemos en ellos nosotros, ni otro ningún vecino, por ser todos estos solares pensionados e los censos que sobre ellos tienen (con) las religiones y otros particulares.
Y estando presente el dicho Don Juan de Larreínzar Salazar, aceptó el dicho Poder y nombramiento como antes de ahora lo tiene aceptado, y que acudirá a los negocios que se le han encargado con la solicitud, puntualidad y diligencia que experimentará este Cabildo y Ciudad, en cuyo testimonio lo otorgaron y firmaron en el dicho su Cabildo, a quienes yo el presente Escribano de aquél doy fe (y re)conozco, siendo testigos llamados para ello Gaspar Gómez y Baltazar Méndez, Porteros de dicho Cabildo, y Juan de Atienza presentes.