razzia

razzia

(Del fr. razzia < ár. gaziya .)
s. f. Razia [en todas sus acepciones].

razzia

 
f. Incursión o correría de gente armada.
p. ext.Redada o incursión de la policía en una zona frecuentada por maleantes.
Traducciones

razzia

Razzia

razzia

razzia

razzia

[ˈraθia] SF = razia
Ejemplos ?
Los últimos estertores de dios se han prolongado durante tanto tiempo -en las formas del Capitalismo, Comunismo y Fascismo, por ejemplo- que todavía queda mucha ";destrucción creativa"; por hacer, para ser satisfecha por los comandos post-bakunianos y post-nietzscheanos, o por los apaches -literalmente, ";enemigos";- del viejo Consenso. Estos nómadas practican la razzia, son corsarios, virus.
El desasosiego en todos -exceptuando Lolo- reinaba por culpa de otra andariega tribu: la de Mal Ojo, primo carnal de Telaraña y enemigo de Lolo, a consecuencia de una razzia que hicieron juntos, en la cual Lolo, según el otro jefe, se había adjudicado la mejor parte del botín.
Robustos los tres, ágiles, vigorosos y de una musculatura capaz de ablandar el coraje más probado, eternamente armados con sus horquillas de lucientes puntas, levantando una tonelada de pasto en cada movimiento de sus brazos ciclópeos, aquellos hombres, como todos los mortales, tenían una debilidad suprema: ¡amaban sus sandías, adoraban sus melones! Dos veces ya los hados propicios nos habían permitido hacer con éxito una razzia en el cercado ajeno, cuando un día...
Supimos más tarde que João Francisco, conociendo las aficiones timberas del jefe aludido, su enemigo, había ordenado la razzia con el especial objeto de darle un mal rato.
El orden público, dice el Sultán, y siembra cien mil o doscientos mil cadáveres en los pueblos de Armenia y Macedonia; el orden público, dice el Zar, y lanza sus cosacos a vengar en el huelguista ruso los golpes recibidos en Manchuria; el orden público, dice el reyezuelo del Africa Central, y manda empalar al prisionero traidoramente cogido en una razzia; el orden público, dice el grotesco presidente de Bolivia, y se enrojece las manos en la sangre de Lanza, después de habérselas dorado con el oro chileno.
Como una forma de guerra, la razzia fue entonces imitada por los estados cristianos de la península Ibérica en sus relaciones con los reinos de taifas.
Aparte de las declaraciones políticas citadas, el percusionista Saina expresaba su optimismo respecto de la evolución de la escena hardcore barcelonesa e internacional, y ofrecía una nueva lista de los grupos a los que los miembros de L'Odi eran muy aficionados en el momento, lista en la cual, además de algunos de los grupos que ya se citaban en la vieja lista, se añaden los nombres de los norteamericanos Bad Brains, Circle Jerks, Minor Threat, los oscuros State (de Detroit), Battalion of Saints y Angry Samoans; los europeos Lärm, BGK, Declino, Negazione, Blut + Eisen y Razzia; y, entre el producto local, los nombres de GRB (de hecho son los primeros mencionados en esta lista) y Shit S.A.
Este cenobio femenino también se habría visto afectado por la invasión sarracena y es destruido y abandonado por una razzia musulmana "in castro Donna" en el 854 d.C.
UU. prefirió que la RAF británica se encargase del primer razzia. Se decidió que se llevara a cabo en dos oleadas separadas por un lapso de tres horas, con el objetivo de que la segunda aniquilase a los equipos de rescate cuando éstos estuviesen intentando extinguir los fuegos causados por la primera.
En la literatura europea occidental se conoce con el nombre de razzia, derivada de la palabra francesa razzier (rezzou), que entró en el vocabulario francés tras la colonización de Argelia, y que no es más que una transliteración de la palabra coloquial árabe ghazya.
Concretamente, existe constancia de una razzia en el año 854 d.C., pero rápidamente Alfonso III repoblaría la región, decidiendo restaurar la vida monástica masculina ya no en San Juan de Baños sino en el antiguo monasterio femenino de San Martín de Tours.
Se supo de una razzia, sufrida junto a un diseñador de sombreros donde la involucró a Evita, llamado por medio, para sacarlos del aprieto ante la policía, con palabras destempladas de la Dama de la Esperanza al modisto y su compañero.