quizás


También se encuentra en: Sinónimos.

quizás

 
adv. Quizá.
Traducciones

quizás

miskien

quizás

måske

quizás

vielleicht

quizás

ehkä, kenties

quizás

peut-être

quizás

barangkali, kalau

quizás

forsitan, fortasse

quizás

kanskje

quizás

talvez

quizás

poate

quizás

belki, ihtimalki
Ejemplos ?
A las ocho recibimos orden del comandante del Cochrane de empeñar combate con la Unión; seguimos entónces, como desde el principio, gobernando a cortarle la proa al enemigo; pero éste desde el primer momento nos mantuvo una distancia de cinco mil metros sin aumentarla, quizás para conocer nuestro andar y observar las peripecias del combate que se había trabado entre el Cochrane y el Huáscar.
Pero tal vez volverán, tal vez volverán. Klumpe-Dumpe se cayó por las escaleras y, no obstante, obtuvo a la princesa; quizás yo también consiga una».
Así murieron los cuatrocientos jóvenes. Se dice también que entraron en la constelación llamada a causa de ellos el Montón, pero esto no es quizás más que una fábula.
¡Ah, y qué ganas tengo de ver al viejo duende nórdico! Dicen que los chicos son un tanto mal criados e impertinentes; pero quizás exageran.
También otorgan un aire de exagerada suficiencia y afectación, de modo que he procurado la forma de arreglármelas siempre sin ellas. Quizás sean excesivos estos caprichos, puramente personales, sin mayor importancia.
Aunque quizás ninguno de estos factores baste por sí solo para desencadenar un conflicto, la combinación de varios de ellos puede crear las condiciones para que brote la violencia.
Mis sentimientos mostraron menos arrobamiento, pero más profundo entusiasmo. Aquel estado de ánimo lo originaba, quizás, el aire de madonna del rostro.
¿De dónde vinieron a robarnos nuestros metales preciosos?”, dijeron todos los guerreros. “¿Serían quizás esos engañadores que roban hombres?
Consiente Dios que seamos castigados de pueblos que quizás son aún peores, por mor de nuestros muy desmesurados, tenaces siempre y pérfidos errores.
“¿No lo has alcanzado”?, dijeron. “No está ahí, sino que subió: pero al principio por poco lo cogía. Quizás fuera bueno que yo entrase”, respondió él.
No sé si adivinaste, o lo has sabido porque te haya quizás contado alguno, que tales armas siempre he apetecido y no menos tu hermoso hábito bruno.
Pero este pequeño esquema de victorias encierra dentro de sí sacrificios inmensos de los pueblos, sacrificios que debe exigirse desde hoy, a la luz del día, y que quizás sean menos dolorosos que los que debieron soportar si rehuyéramos constantemente el combate, para tratar de que otros sean los que nos saquen las castañas del fuego.