Ejemplos ?
El centro del círculo lo ocupaban quienes daban la lección con el pie del canto y aquellos más duchos y peritos en el manejo de las guacharacas, millos, tambores y maracas, para entonar con la delicadeza la música de aquellos cantares que fueron pasando, con el tiempo, de ser elegiacos a entusiasmar, galantear, querellar y divertir.
E si por todo esto non gelo quisier endereçar, develo querellar al Rey en sua corte, si fuer en la tierra de Duero aca; esi el non fuer en la tierra, develo querellar al Merino Mayor de Castiella : e este su ermano, de quien querella, deve ser aplaçado ansi como es Fuero de Castiella, e si al plaço non vinier, o non fallaren en que le prendar, de alli adelante el ermano que rescive el tuerto, puedel' tornar amistat, e desafiar a nueve dias adelante.
E los labradores solariegos, que son pobradores de Castiella de Duero fasta en Castiella la Vieja, el Señor nol' delve tomar lo que a, si non ficier por que; salvo sil´ despoblare el solar, e se quisier meter so otro Señorio; Sil´ fallare en movida, o iendose por la carrera, puedel' tomar quanto mueble le fallare, e entrar en suo solar, mas non deve prender el cuerpo, nin facerle otro mal; e si lo ficier, puedese el labrador querellar al Rey, e el Rey non deve consentir, que le peche mas de esto.
Si los que rescivieron el tuerto, o la malfetria, podieren aver pesquisa, con que lo prueben, ansi como derecho es, o señor, con quien querellar, ansi como deven querellar, e probar los de la behetria, traiendolo, o si non jurandolo sobre los Santos Evangelios, quantol´ tomaron, o el mal, que les ficieron, e que non conoscio los omes, nin sabia como les decian, nin cuyos eran; e vala, e pechelo ansi como sobre dicho es.
E deven escribir aquel que tomo el conducho, o fiço la malfetria, e el Señor, cuyos eran los omes, a aquella saçon, e el Merino, o el Juez, o el Mayordomo, o el casero, o aquel que avia de aver lo suo, con quien vinieron querellar, e aquellos que vinieron jurar, cada uno dellos, e quanto valian las cosas a aquella saçon, e en quanto fueron apreciadas, e en qual tiempo gelo tomaron, e gelo ficieron, e el tiempo, que ficieron la pesquisa.
Si un ome demanda a otro debda, e vinieren amos delantel´ Alcalle, e dis el otro, que le non deve nada, e el otro dis, que gelo probara, e sacare los pesqueridores, e nombrare los testigos, e el dia del plaço non quisieren venir los testigos a decir la pesquisa, e tarda el ome suo pleito por ellos, este que los ovo de dar, devese querellar al Alcalle, que non quieren venir a decir el testimonio; e el Alcalle develes mandar prendar quanto les fallaren, e si non, los cuerpos, fasta que vengan a decir verdat.
E si este que es ansi prendado, sobre esta prenda ficier fuero, e derecho a aqueste quel prendo, despues puedel demandar quinientos sueldos, porquel desonro, tomandol prenda del suo cuerpo: Mas si alguno se temier de tal pena como esta de los quinientos sueldos, puedese querellar al Rey, e devel facer alcançar derecho.
Los que querellaren, e non trageren mas que una prueba, o ninguna, si non el solo a querellar, e non dijier, quien gelo tomo, ninguno de estos non prueba, nin deve ser oido, nin pesquerido, pues non prueba.
E si querellosos, ovier en la viella, que por miedo de muerte non osen querellar ...