Ejemplos ?
5.11. Había allí una gran piara de puercos que pacían al pie del monte; 5.12. y le suplicaron: Envíanos a los puercos para que entremos en ellos.
24º Item, ordenaron y mandaron que todas las personas que tuvieren ganados de cabras, ovejas, puercos e vacas, las hierren y señalen cada uno de (propia) señal (distintiva) y hierro, para que puedan conocer y en (su) defecto de no lo hacer, pierdan el (tener la) opción que a ello tuvieren y no puedan pedirlo a la persona que lo tuviere, (e) ni la persona en cuyo hato o poder se hallare, sea obligado a (de)volverlo.
Deso me podré yo alabar entre todos mis iguales por de mejor garganta, y ansí fui yo loado della fasta hoy día de los amos que yo he tenido.” “Virtud es esa -dijo él- y por eso te querré yo más, porque el hartar es de los puercos y el comer regladamente es de los hombres de bien.” “¡Bien te he entendido!
Oportunísimo es ahora ese su libro de honrada sinceridad, ese valiente Idearium en que afirma usted que "en presencia de la ruina espiritual de España hay que ponerse una piedra en el sitio donde está el corazón y hay que arrojar aunque sea un millón de españoles a los lobos, si no queremos arrojarnos todos a los puercos".
Entonces los espíritus inmundos salieron y entraron en los puercos, y la piara unos 2.0000 se arrojó al mar de lo alto del precipicio y se fueron ahogando en el mar.
Llegan donde Jesús y ven al endemoniado, al que había tenido la Legión, sentado, vestido y en su sano juicio, y se llenaron de temor. 5.16. Los que lo habían visto les contaron lo ocurrido al endemoniado y lo de los puercos. 5.17.
Item por cuanto nos el Obispo de mechoacán don Vasco de Quiroga, e inútil para todo, siendo oídor por su Majestad de el Emperador don Carlos Quinto y Rey de España nuestro señor, en la Chancillería Real que reside en la Ciudad de México, y muchos años antes de tener orden eclesiástica alguna ni renta de Iglesia, movido de devoción y compasión de la miseria e incomodidades grandes y pocas veces vistas ni oídas que padescen los indios, pobres, huérfanos e miserables personas, naturales de estas partes, donde por ello muchos de e los de edad adulta se vendían a sí mesmos e permitían ser vendidos, e los menores y huérfanos eran y son hurtados de los mayores y vendidos, y otros andan desnudos por los tianguises, aguardando a comer lo que los puercos dexan...
Otrosí, se ordena y manda que el tal obligado, (hiciera con) la carne de vaca, después de haberla descocotado (o se haya dado su muerte), la haga degollar por el pescuezo y cargar con una polea de madera que no llegue al suelo, y antes de desollar y abrirla (por do haber posterior desmiembro y abierta de su barriga por la mitad), estará colgada una hora, y lo mismo será en los puercos capados y carneros...
Pincal.- El Pincal da unas como uvas negras que parecen a las de los palmitos y tienen dentro un huesezuelo tierno. Cómenlas los indios; los puercos engordan con ellas como con bellota.
38º Otrosí, que por cuanto anda(n) (la) cantidad de puercos por las calles de esta ciudad y las ensucian y es en perjuicio de ellas, mandaron que de aquí (en) adelante no anden ningunos (de aquellos) puercos por las dichas calles, sino fuere de pasada, so pena de seis pesos aplicados como dicho es.
Quedé yo del caso pasmado; el autor, desabrido; los farsantes, alegres, y el poeta, mohíno; el cual, con mucha paciencia, aunque algo torcido el rostro, tomó su comedia, y, encerrándosela en el seno, medio murmurando, dijo: No es bien echar las margaritas a los puercos .
Con gran cautela olisqueó hacia todos lados para cerciorarse de que no había presencia humana cercana y de inmediato con gran sagacidad se trepó al árbol donde muchos guajolotes se aprestaban a dormir y que se ubicaba al centro de un gran corral donde también dormitaban apaciblemente algunos puercos de monte.