Ejemplos ?
Cuando promediaba la cuarta temporada de la serie, Cranston dijo: "Creo que Walt se dio cuenta de que es mejor perseguir que ser perseguido.
También llegó al 4 en Bélgica y al 10 del Europarade (luego European Hot 100 Singles), el ranking oficial que promediaba las canciones más exitosas de todos los países del continente y que actualmente es conocido como Billboard Euro Digital Songs.
La señá Nicolasa se mostró a la vuelta más entonada y seria que a la ida. Al merendar en el sotillo, a la margen del arroyo que promediaba el camino, habló poco.
Pero no queremos componer, por cierto, una historia de Potosí ni de sus guerras civiles; y a quien desee conocer sus casos memorables, le recomendamos la lectura de la obra que, con el título de Anales de la vida Imperial, escribió en 1775 Bartolomé Martínez Vela. Promediaba el año de 1625.
Ese año pudo probar una lancha que compitió en el Campeonato del Mundo de F1 Powerboat. Jorge Andrés Martínez Boero murió cuando promediaba la primera etapa de la competencia que une Argentina, Chile y Perú.
Como prueba de que era un baile vigoroso, puede recordarse un informe de John Stanhope, cuando la reina promediaba sus cincuenta años:: "La Reina está tan bien como se lo aseguró...sus ejercicios habituales son seis o siete gallardas en un día, además de tocar música y cantar".
Según su recuerdo, comenzaba así: Como en pocos artistas, en Gelman, vida y poesía (su vida y su poesía) se encuentran siempre entretejidas. Gelman comenzó su vida de poeta cuando promediaba la década de 1950.
Cuando promediaba el partido, la hinchada local empezó y en un momento comenzó la represión policial contra la parcialidad de Defensores Unidos, a lo que la hinchada de Almagro "apoyó" a la gente "Celeste".
Cuando se promediaba la mitad del primer tiempo, fue expulsado Gonzalo Sepúlveda en el cuadro dirigido por Martín Lasarte, por una violenta patada al cuello del jugador laico Gustavo Lorenzetti.
globiceps, pero tenía un hocico más amplio y era más robusto, en particular en sus crestas sagital y nucal (protuberancias óseas en el cráneo para sujeción de músculos) y enormes arcos cigomáticos (pómulos). Su longitud craneal promediaba los 98 mm, con unos límites de 94,0 a 103,1 mm.
En M. dolichobrachion la longitud craneal promediaba 102 mm, con unos límites de entre 97,8 y 105,5 mm. La única diferencia notable en sus dientes con las otras dos especies era que la tercera muela superior tenía un trigon (triángulo de las cúspides) relativamente más amplio y un talón (apéndice del extremo posterior) más pequeño.
Así se unía a las jugadas de ataque de su equipo y llegaba al área rival, o chutaba desde lejos, con disparos de trayectorias espectaculares que llegaban a alcanzar los 150 km/h. Promediaba más de cinco goles por temporada, una cifra extraordinaria para un defensa.