Ejemplos ?
Las buenas monjas, que tanto habían profetizado su vocación, se dieron cuenta con gran asombro de que la señorita Rouault parecía írseles de las manos.
Lo que está profetizado en los Salmos de David sobre el fin del mundo, y el último y final juicio de Dios Muchas particularidades se hallan en los Salmos relativas al juicio final, pero las más de ellas se dicen de paso y sumariamente.
La revolucion del papismo no sucedió en 1689, como lo habia profetizado Jurieu; y al instante hizo otra nueva edición en la que aseguró que seria para el año de 1690.
¡La compadezco! Inés podía haber profetizado más: la joven desposada se desmayó antes de concluir el ban­quete. La fiesta no se interrumpió, sin embargo, prolongándose hasta las seis de la mañana.
Pues fue muy conforme a razón que se observase el orden que se guarda en cualquier hombre que aprovecha en Dios, en el cual sucede lo que dice el Apóstol: «Que no es primero lo que es espiritual, sino lo que es animal, y después lo que es espiritual.» Porque como dice el mismo, y es verdadero: «El primer hombre de la tierra fue terreno, y el segundo, como vino del cielo, fue celestial.» Gobernó Moisés el pueblo por tiempo de cuarenta años en el desierto, y murió a los ciento veinte de su edad, habiendo asimismo profetizado a Cristo por las figuras de aquellas observancias y ceremonias carnales que hubo en el tabernáculo, sacerdocio, Sacrificios y en otros varios mandatos místicos.
Lo que profetizó Isaías de Cristo y de su Iglesia El profeta Isaías no es del número de los doce profetas que llamamos menores, porque sus vaticinios son breves y compendiosos respecto de aquellos que, por ser más extensos sus escritos los llamamos mayores, uno de los cuales es Isaías, a quien pongo con los dos ya citados, por haber profetizado en unos mismos tiempos.
Lo que se halla profetizado en Abdías, Naun y Habacuc de la salud y redención del mundo, por Cristo Los tres profetas de los doce menores, Abdías, Naun y Habacuc, ni nos dicen la época en que florecieron, ni tampoco descubrimos por las crónicas de Eusebio y San Jerónimo el tiempo en que profetizaron, pues aunque ponen a Abdías con Miqueas, sin embargo no lo pusieron en el lugar donde se notan los tiempos, donde por testimonios irrefragables consta especialmente todo lo que escriben que profetizó Miqueas, cuya omisión imagino ha procedido de equivocación o yerro de los que copian con poco cuidado las producciones literarias ajenas.
«Delante de él irá el Verbo, y saldrá al campo detrás de sus pies», ¿qué quiere decir sino que antes de venir al mundo fue profetizado y que después que volvió del mundo, esto es, resucitó y subió a los cielos, fue anunciado y predicado su nombre?
Del nacimiento de nuestro Salvador, según que el Verbo se hizo hombre, de la dispersión de los judíos por todas las naciones, como estaba profetizado Reinando, pues, Herodes en Judea, y en Roma mudádose el estado republicano, imperando Augusto César, y por su mediación disfrutando todo el orbe de una paz y tranquilidad apacible, conforme a la precedente profecía, nació Cristo en el Belén de Judá, nombre manifiesto, de madre virgen; Dios oculto, de Dios Padre.
Muchas profecías lo an profetizado, Y aún en nuestros días, lo hemos alcançado, A Dios humanado vemos en el suelo, Y al hombre en el cielo porque'l lo quisiera.
El presidente posee frente a ella una especie de derecho divino, es presidente por la Gracia del Pueblo. Tetis, la diosa del mar, había profetizado a Aquiles que moriría en la flor de la juventud.
Este destino minero ya había sido profetizado por el misionero cuando en su diario afirma: “Nada digo de las innumerables y riquísimas minas de oro y plata”, aunque no describe lugares.