Ejemplos ?
Y abrió sus ojos Curro, y a la luz de plata de la luna vió el rostro bellísimo y conmovido de la que fue su compañera, y no pudo proferir una frase, y se reclinó llorando en su seno, mientras también en la puerta de la sala enjugábase los ojos el señor Juan el Cachiporra en la manga de la zurcidísima chaqueta.
¿Qué es lo que les llevaba a lanzar grandes gritos y a proferir amenazas horribles que erizaban los cabellos de la cabeza de quienes los oían?
El pueblo llegó a olvidar que nuestro hombre se llamaba Ramoncito, y todo Lima lo conocía por Chicheñó, apodo que se ha generalizado después aplicándolo a las personas de carácter benévolo y complaciente que no tienen hiel para proferir una negativa rotunda.
Y aunque hubiese ya germinado lo quemarías con placer, ¿verdad? —A fe mía, eso me temo —dijo Curval, mientras hacía no sé qué a Adelaida que la hizo proferir un grito estridente.
Exigía que la madre pegara rudamente al niño ante él y cuando la criaturita, irritada por aquel trato, empezaba a proferir grandes chillidos, la madre tenía que apoderarse de la verga del disoluto y sacudirla con fuerza frente al niño, en cuyas narices él descargaba el semen en cuanto lo veía llorar desesperadamente.
Estos eran los reveses presagiados por los monstruosos prodigios. En medio de tan horrible catástrofe, no pudo el anciano proferir una sola palabra, ni derramar una sola lágrima.
e) Abstenerse de realizar por sí o por interpósita persona, actos de presión o coacción para obtener el apoyo ciudadano; f) Abstenerse de proferir ofensas, difamación, calumnia o cualquier expresión que denigre a otros aspirantes o precandidatos, partidos políticos, personas, instituciones públicas o privadas; g) Rendir el informe de ingresos y egresos; h) Respetar los topes de gastos fijados para obtener el apoyo ciudadano, en los términos que establece la presente Ley, y i) Las demás establecidas por esta Ley.
Al proferir la palabra martirio, no crea usted, señor, que sea mi intento inculpar al jefe del "Huáscar" de la muerte de mi esposo.
195 las que a mí, ah triste, de mis extremas medulas a proferir se me obliga, desvalida, ardiente, de amente furor ciega, las cuales, puesto que verdaderas nacen de mi pecho más hondo, vosotras no queráis sufrir que el luto se desvanezca nuestro, sino que con la misma mente que sola Teseo a mí me abandonó, 200 con tal mente, diosas, se manche de muerte a sí y a los suyos.” Después que de su afligido pecho vertió estas voces, suplicio por unas salvajes acciones demandando ansiosa, asintió con su invicto numen de los celestes el regidor, con cuyo movimiento la tierra, y hórridas retemblaron 205 las superficies, y sus rielantes estrellas sacudió el cosmos.
Estas palabras iban acompañadas de caricias delirantes que aturdieron mis sentidos y mi razón hasta el punto de no temer proferir para contentarla una espantosa blasfemia y decirle que la amaba tanto como a Dios.
Llegó a la casa, sedirigió a la sala donde se había desarrollado la primera escena de la tragedia, se encerró allí, previa prohibición absoluta de que se le molestara, se quitó del cinto la lanza y la hundió hasta la empuñadura en la pared de bahareque, en el mismo sitio donde la habría clavado, la noche de la funesta lectura, a través del corazón del hijo, pues fue allí, se decía, y en el momento de proferir su tremenda amenaza, donde y cuando había dado muerte a Félix y quería tener ante los ojos, hasta que se le apagasen para siempre, la visión expiatoria del hierro filicida hundido en el muro.
f) Solicitar a los Responsables del Tratamiento y Encargados del Tratamiento la información que sea necesaria para el ejercicio efectivo de sus funciones. :g) Proferir las declaraciones de conformidad sobre las transferencias internacionales de datos.