prodigio

(redireccionado de prodigios)
También se encuentra en: Sinónimos.

prodigio

(Del lat. prodigium, milagro.)
1. s. m. Hecho o fenómeno que excede los límites regulares de la naturaleza que saliera ileso del accidente fue un auténtico prodigio. maravilla
2. Persona o cosa muy destacada por sus cualidades o capacidades su hermano es un prodigio haciendo problemas de matemáticas. portento
3. Acto del poder divino superior al orden natural. milagro

prodigio

 
m. Suceso extraño que excede los límites regulares de la naturaleza.
Cosa especial, rara o primorosa en su línea.
Milagro.

prodigio

(pɾo'ðixjo)
sustantivo masculino
1. suceso extraordinario que no tiene explicación natural los prodigios de un santo
2. persona o cosa que produce gran admiración por sus cualidades un prodigio de la música
Sinónimos

prodigio

sustantivo masculino
portento, maravilla, asombro, pasmo, milagro.
Prodigio designa aquel hecho que resulta extraordinario o no explicable por causas naturales; hiperbólicamente se aplica a cualquier cosa o situación destacable: es un prodigio que sigas vivo después del accidente.
Traducciones

prodigio

prodigi

prodigio

Wunder

prodigio

prodigy, marvel

prodigio

miregindajo

prodigio

prodige

prodigio

prodigio

prodigio

prodigio

prodigio

Prodigy

prodigio

معجزة

prodigio

Prodigy

prodigio

Prodigy

prodigio

A. SM
1. (= cosa) → wonder
los prodigios de la tecnología modernathe wonders of modern technology
este nuevo chip es un prodigio electrónicothis new chip is an electronic wonder o marvel
2. (= persona) → prodigy
este niño es un auténtico prodigiothis child is a real prodigy
3. (Rel) → miracle
B. ADJ INV niño prodigiochild prodigy
Ejemplos ?
Ensalada de prodigios Pulgarcita Roja y Caperucita Blanca se encontraron en el bosque de los arbustos lluviosos y se pusieron a platicar sobre el pez dorado.
En seguida manifestó en secreto a Angustias y a don Jorge que el mal de doña Teresa radicaba en el corazón, de lo cual tenía completa evidencia desde que la pulsó por primera vez la tarde del 26 de marzo, y que semejantes afecciones aunque no eran fáciles de curar enteramente, podían conllevarse largo tiempo a fuerza de reposo, bienestar, alegría moderada, buen trato y no sé cuántos otros prodigios...
Ya sería General, si no hubiese reñido con todos sus superiores desde que le pusieron los cordones de cadete, y los pocos grados y empleos que ha obtenido hasta ahora le han costado prodigios de valor y no sé cuántas heridas; sin lo cual no habría sido propuesto para la recompensa por sus jefes, siempre enemistados con él a causa de las amargas verdades que acostumbraba a decirles.
Para realizar tales prodigios, hale bastado a ese tronera con una visita que giró a caballo por todos mis estados (llevando en la mano el sable, a guisa de bastón), y con una hora que va cada día a las oficinas de mi casa.
Conducidos entonces por el camino, al llegar se humillaron, se entregaron todos; se humillaron al presentarse. Así fue vencido el gobierno de Xibalbá; sólo los prodigios de los engendrados, sólo sus metamorfosis, hicieron esto.
No sería mucho que hubiese la Historia aprendido esta fábula de la poesía, o que los aduladores de César, que después de su muerte le hicieron dios, afirmando que su alma la vieron arder estrella, le añadiesen por adherentes de divinidad estos prodigios.
Genaro, esa Madona es un prodigio; quien puede con sus manos crear esos prodigios sobrehumanos, puede servirse de cinceles de oro, y en la historia dejar grande vestigio y abrir bajo sus plantas un tesoro.
Todo lo creen los niños en esta noche; y a vista del paisaje del nacimiento, mientras de sus muñecos hacen desmoche, de expansión y alegrías entre el derroche, le dan a los prodigios de cualquier cuento.
-Buenos días, prodigios -exclamó en aquel momento don Paco llegando frente al pintoresco grupo, y después, dirigiéndose lenta y gallardamente hacia Lola, se detuvo ante ésta, echose el sombrero atrás y díjole, entornando los ojos y poniendo en su voz las más dulces y acariciadoras de sus inflexiones-: ¡Lo que yo he corrido por llegar a tiempo de que me dé beber en su cántaro la más graciosa de toítas las Samaritanas!
Si así lo hace, se ensanchará su mente; su actividad cobrará brío, y al traer a la memoria los prodigios que rodearon la cuna de su patria ¿cuál será el obstáculo que no venza?
Y no sólo a éste, mas a otros muchos persuadió solamente el nombre esclarecido de Bruto; los cuales todos, aunque se confederaron sin solemnidad de juramentos, ni de tocar aras, ni hacer sacrificios, de tal manera sepultaron en su silencio su consejo, que por más que se le pronosticaban a César astrólogos, prodigios y entrañas de ofrendas, no se pudo penetrar ni entender, y pasaron sin crédito tan manifiestos agüeros y adivinos.
121 DON LUIS Yo sé con la perfección que magia y astrología sabes, y con el primor que ejecutas sus prodigios; tú me has de decir...