Ejemplos ?
En una entrevista, Garabato manifestó que «cuando me sacaron a patadas, luego de haber servido tanto al equipo, me fui a una cantina que llamaban 'El Hoyo', ubicada en la carrera 3.ª con calle 17 y en medio de mujeres de vida alegre, me puse a tomar trago y procedí a coger una botella de aguardiente, la apreté y la llevé en las manos hasta la parte final de la espalda y uno a uno maldije a los jugadores y directivos del América.
… Decidí también corregir los errores de género debidos a la falta de conocimiento de alguien que acaba de aprender un idioma, ya que hubiera sido artificial conservarlos y, además, hubiese resultado folklórico en perjuicio de Rigoberta, lo que yo no deseaba en absoluto.:Elizabeth Burgos ha reservado sus correcciones solamente a adecuar el género de las palabras de Rigoberta, ya que, como ella misma expresa apenas tiene tres años que habla español y no es una lengua en la que se sienta completamente cómoda.:La antropóloga también añadió al texto los títulos y epígrafes de cada capítulo: “Procedí a continuación al desglose de capítulos por temas: de hecho, establecí dos grupos de palabras por temas”.
«Alrededor de dos terceras partes de esos ingresos procedí­an de los impuestos cobrados por el Ejército Rebelde en la etapa final de la guerra.» Habitualmente, en el caso de ETA, el llamado impuesto revolucionario, dependiendo de la situación política, incluía desde peticiones cordiales para la construcción del fin político de la organización, hasta amenazas de muerte contra los sujetos elegidos o sus familias (empresarios, profesionales, etc.) en el caso de que no se pagase la cantidad exigida.
Durante la visita pastoral de monseñor Mariano Martí escribió: "El día 15 del mes de abril del año del señor 1777, llegue como visita a este Escuque y procedí de inmediato a visitar su Iglesia parroquial con las ceremonias acostumbradas; vi y reconocí su fábrica, fuente bautismal, altares, imágenes, vasos sagrados, ornamentos y demás bienes.
El 21 de julio de 1922, el periódico La Libertad publicó una de estas cartas, la dirigida al padre del teniente Escrich: “Muy señor mío: Su muy amable carta del 19 pasado……….y haciéndome cargo de cuanto me manifiesta, procedí con todo celo a indagar cuanto hubiera sobre el cadáver de su heroico hijo D.
Exmo Señor: facultado por V.E. procedí a la bendición e inauguración de la Capilla de Santa Rosa que se levantó en Atalaya a expensas del Sr Santiago Rocca.
"La propiedad de terrenos, casas, fábricas, barcos, ferrocarriles, y toda guisa de otras cosas," repliqué y procedí a explicar a su madre y a ella misma, lo mejor que pude, lo que eran las rentas, las ganancias, el interés, los dividendos, etc.
Dio la casualidad de que en cuanto yo tomé la mayordomía vino un turbión y se llevó parte de la presa del molino y rompió el eje de una rueda. Procedí, como era natural, a reparar las averías, y subió la cuenta de gastos a cuatro mil reales.
Con esos elementos fabriqué lo que yo llamaba una culebrina o "bombarda". Procedí de esta forma: En un molde hexagonal de madera, tapizado interiormente de barro, introduje el tubo de hierro.
Los cañones de la sección de popa se abocaron sobre las escotillas de la cámara de oficiales, disparándolos oblicuamente sobre los fondos, los que produjeron una perforación bajo la línea de agua y otra en la línea de flotación. Procedí enseguida a hacer botar libros de señales, correspondencia oficial y particular y demás documentos del buque.
No pensarás que no fui claro, cuando conversábamos, siendo tú Presidente y durante y después de ser yo tu ministro. Pues bien, igual procedí con Allende.
Tendríais que haber visto con qué sabiduría procedí –con cuánta cautela, con cuánta precaución–, con qué disimulo llevé a cabo mi obra.