procónsul

(redireccionado de procónsules)
Búsquedas relacionadas con procónsules: pretores, propretor

procónsul

s. m. HISTORIA Gobernador en la antigua Roma de una provincia con jurisdicción e insignias consulares.

procónsul

 
m. hist. Gobernador de una provincia, entre los romanos.

procónsul

(pɾo'konsul)
sustantivo masculino
magistrado romano que gobernaba una provincia el procónsul de la Galia
Traducciones

procónsul

proconsole

procónsul

Prokonsul

procónsul

proconsul

procónsul

Проконсул

procónsul

proconsul

procónsul

Procônsul

procónsul

Prokonsul

procónsul

Ανθύπατος

procónsul

Проконсул

procónsul

פרוקונסול

procónsul

prokonsul

procónsul

SMproconsul
Ejemplos ?
Únicamente las cuestiones financieras de la provincia escapaban a su Imperium, ya que para llevarlas a cabo se creó la figura del cuestor provincial o procuestor, que dependía directamente del Senado. A los procónsules se les exigía sobriedad y probidad.
Como los procónsules eran verdaderos reyes de su provincia, su poder absoluto llevó a menudo a la corrupción; exigían «donativos voluntarios» a las ciudades, y otras prácticas ilegales.
Esto se convirtió en una fuente de exacciones injustas. Finalmente los procónsules exigían recursos para sufragar las fiestas populares romanas.
La prioridad de Vespasiano era poner en orden a las provincias. Para este fin, renovó al personal dirigente, buscando a los procónsules en el seno de las ricas familias italianas.
Tras la elección de nuevos cónsules en Roma y la prórroga de su mando como procónsules al frente de los ejércitos que sitiaban la capital campana de los cónsules del año anterior, se produjo entonces el fallido intento de Aníbal de auxiliar Capua a comienzos de la primavera de 211 a.
Por esa época, aprovechando que los cartagineses enviaron parte de su contingente en Hispania a luchar al norte de África contra el rey de Numidia Sifax, los romanos trataron de contraatacar en la península ibérica dirigidos por Publio Cornelio Escipión y su hermano Cneo Cornelio Escipión Calvo (procónsules del ejército romano en Hispania en el periodo 217 - 211 a.
o comienzos de 210 a.C, llegó a Hispania como nuevo comandante del contingente romano junto a nuevos refuerzos Publio Cornelio Escipión, hijo y sobrino de los anteriores procónsules fallecidos a comienzos de 211 a.C., y junto a él, el pretor Marco Junio Silano, que relevó a Nerón en el puesto.
Anteriormente ya había dado muerte a los cónsules Flaminio y Emilio Paulo, en Trasimeno y Cannae respectivamente y a los procónsules Servilio Gémino, Tiberio Sempronio Graco y Cneo Fulvio Centúmalo.
Magón había abandonado Hispania y cruzado a Liguria para intentar ayudar a su hermano Aníbal, por lo que ya no había más enemigos en Hispania. Escipión en consecuencia, entregó el ejército romano, en el año 206 a. C., a los procónsules L. Léntulo y L.
Ambos orígenes podían tener también los de las nueve provincias de Italia (reducida ya al trato de cualquier otra provincia), que recibían el nombre de correctores; mientras que los de las de Asia y África sólo podían ser del orden senatorial, y recibían el de procónsules.
Las provincias se agruparon en diócesis, a cargo de un vicario, seis en Oriente (Oriente, Ponto, Asia, Tracia, Mesia y Panonia) y seis en Occidente (Britania, Italia, Galia, Hispania, Vienense y África); decisión de gran trascendencia, pues está en la base de la formación de las naciones modernas de Europa Occidental (proceso secular que no culminará hasta la Edad Contemporánea). Los vicarios, de rango ecuestre, controlaban a los gobernadores provinciales, pero no a los procónsules ni al prefecto de Roma.
Estos prosiguieron con la estrategia fabiana los escasos dos meses que quedaban hasta agotar su mandato y ya en calidad de procónsules, durante los primeros meses del siguiente consulado de 216 a.C.