princesa


También se encuentra en: Sinónimos.

princesa

(Del fr. princesse.)
1. s. f. Título que se otorga a la mujer que se casa con un príncipe el príncipe acudió acompañado de la princesa.
2. Mujer que tiene la soberaría sobre un Estado que tiene el título de principado el pueblo recibió calurosamente a la princesa.
3. Título que en España se concede a la hija del rey que es la inmediata sucesora al trono.
4. coloquial Apelativo amoroso o amable para dirigirse a una mujer o a una niña ¡hola princesa!, ¿cómo te ha ido hoy el colegio? reina
5. princesa de Asturias La hija del rey heredera al trono.

princesa

 
f. Mujer del príncipe.
La que tiene soberanía sobre un principado.
Hija del rey, inmediata sucesora del reino.

princesa

(pɾin'θesa)
sustantivo femenino
hija de un rey y sucesora en el trono La princesa está triste.
Traducciones

princesa

princess

princesa

Prinzessin

princesa

princesse

princesa

principessa

princesa

princezna

princesa

prinsesse

princesa

prinsessa

princesa

princeza

princesa

王女

princesa

공주

princesa

prinses

princesa

prinsesse

princesa

princesa

princesa

prinsessa

princesa

เจ้าหญิง

princesa

prenses

princesa

công chúa

princesa

公主

princesa

SFprincess
princesa realPrincess Royal
Ejemplos ?
Primaveral princesa, flor fragante y gentil; promesa para el príncipe Abril- Que todas las canciones engarcen en tu loor los sones más dulces del amor.
La pasión del puñal, de la ojera y el llanto. ¡Oh princesa divina de crepúsculo rojo, Con la rueca de hierro y de acero lo hilado!
¿Prefieren el de Ivede-Avede o el de Klumpe-Dumpe, que se cayó por las escaleras y, no obstante, fue ensalzado y obtuvo a la princesa?
El posadero les contó que el Rey era una excelente persona, incapaz de causar mal a nadie; pero, en cambio, su hija, ¡ay, Dios nos guarde!, era una princesa perversa.
Claro que tenía un papel, y bien que lo había desempeñado. El hombre contó el cuento de Klumpe-Dumpe, que se cayó por las escaleras y, sin embargo, fue ensalzado y obtuvo a la princesa.
El viejo Rey estaba tan amargado por tanta tristeza y miseria, que todos los años permanecía un día entero de rodillas, junto con sus soldados, rogando por la conversión de la princesa; pero nada conseguía.
Carbajal, desde el principio de la lucha, indicó a Pizarro la necesidad de ir a la independencia, y para garantizarse contra las reacciones de los indígenas, le aconsejó que se casara con una princesa de la familia de los Incas.
El abeto seguía silencioso y pensativo; nunca las aves del bosque habían contado una cosa igual. «Klumpe-Dumpe se cayó por las escaleras y, con todo, obtuvo a la princesa.
(No entiendo) TERRIBLE ROBO Y ASALTO EN LA PENITENCIARIA. LE ROBARON A LA PRINCESA HUEVONIA SU COLLAR DE ESMERALDAS. FRACASO ROTUNDO DE LA CAMPAÑA MORALIZADORA.
-No lo intentes -le dijo-, acabarás malamente, como los demás. Ven y verás le que te espera -. Y condujo a Juan al jardín de recreo de la princesa. ¡Horrible espectáculo!
La mejor hermosura era la de Santa Isabel, patrona del país, la piadosa princesa turingia, cuyas buenas obras eran exaltadas en romances y leyendas; en la capilla estaba su imagen, rodeada de lámparas de plata; pero Molly no se le parecía en nada.
«¿Quién sabe? Tal vez yo me caiga también por las escaleras y gane a una princesa». Y se alegró ante la idea de que al día siguiente volverían a colgarle luces y juguetes, oro y frutas.