Ejemplos ?
Georg, de origen pretendidamente polaco, en realidad era alemán y se llamaba Georg Michael Welzel.) tuvieron lugar el 2 de marzo de 1974.
La iglesia Saint-Faron, que hacía parte de la Abadía de mismo nombre. La iglesia albergaba el sepulcro del santo así como un sepulcro monumental, pretendidamente el de Ogier el Danés.
Los motivos de esta oposición pueden haberse referido a la Institución masónica en cuanto forma de organización, o bien poner el acento en una característica pretendidamente negativa de sus principios filosóficos y valores morales.
Así, se esforzó en encontrar explicaciones racionales y científicas a fenómenos pretendidamente mágicos o misteriosos, y aunque no negó la existencia de los demonios ni su capacidad para generar males, sostuvo que el cristiano debe emplear sólo la fe en Dios para defenderse de ellos.
El 31 de enero de 1686 Victor Amadeo II firmó el Edicto de Fontainebleu, que obligaba a todos los seguidores de la “religión pretendidamente reformada” a evitar la práctica de tal religión, demoler todos los templos, bautizar y criar en la religión católica a todos los niños y mandar al exilio a todos los pastores, predicadores y maestros.
Entre algunas de sus canciones se encuentran títulos como "La pichina", “El fugitivo”, "O caldo de María", “María Isabel”, “Twist esa chica”, “Espikinllú” o “Los invasores”, además de otros temas como “Canción en chino”, “Canción en ruso”, o “El indio cheiroco”, en los que utiliza una particular mezcla de expresiones cómicas pretendidamente tomadas de varios idiomas, "Merengue Caña Brava" y "El caldo de María", su primera gran obra.
Particularmente dramática resulta la conclusión de la versión alemana de 4 de mayo de 1945: Aparte reseñas periodísticas, la versión francesa del "informe Gerstein" fue publicada por primera vez en 1951 por el historiador Léon Poliakov como apéndice a su obra Breviario del Odio, aunque con algunos errores de transcripción, e incluso alguna corrección pretendidamente menor (por ejemplo, sobre la superficie de las cámaras de gas) introducida por el propio editor.
Poincaré, refutando (al lado de Bergson) el tiempo pretendidamente objetivo de la ciencia, sostiene que ésta cometió el error de dotar de realidad a un concepto matemático.
Creemos firmemente en los proyectos políticos; creemos que es posible superar la individualidades que muchas veces con una frase pretendidamente escandalizadora pretenden ocupar, claro, lugares que demandan mucho más lugar si son ideas.
Desde el realismo socialista a las múltiples veleidades pretendidamente experimentalistas, la ausencia de talento estético convierte esa subliteratura en un monótono engarce de palabras incapaces de lograr fábula valedera alguna.
En la llamada Revolución Industrial, en la crisis de 1914, (1ª Guerra Mundial) y en la de 1939 que trae consigo la 2ª Guerra Mundial (en estas dos ocasiones se aplasta, enfrentándolo, al Movimiento Obrero) la burguesía o pequeña burguesía utiliza a los trabajadores para defender sus intereses ante su propia crisis, tanto económica como política, sirviéndose de partidos o movimientos pretendidamente revolucionarios o de corte nacionalista.
Hoy, la regla comúnmente admitida es que cada cultura debe ser entendida y juzgada exclusivamente en relación con sus propios valores y no por sus posibilidades de adaptación mimética o forzada a ninguna otra cultura pretendidamente superior.