pretal


Búsquedas relacionadas con pretal: cilostazol, prenatal

pretal

s. m. EQUITACIÓN Correa que rodea y ciñe el pecho de la cabalgadura. petral

pretal

 
m. Petral.
Traducciones

pretal

SM (esp LAm) → strap, girth
Ejemplos ?
Como que era escarciador, Vivaracho y coscojero, Le iba sonando al overo La plata que era un primor; Pues eran plata el fiador, Pretal, espuelas, virolas Y en las cabezadas solas Traiba el hombre un Potosí: ¡Qué!...
uando el soberbio bárbaro gallardo llamado Rodamonte porque rodó de un monte supo que le llevaba Mandricardo la bella Doralice, como Ariosto dice, a dieciséis de agosto (que fué muy puntüal el Ariosto), cuenta que dijo cosas tan extrañas, que movieran de un bronce las entrañas, prometiendo arrogante no ver toros jamás, ni jugar cañas, aunque se lo mandasen Agramante, Rugero y Sacrípante, ni comer a manteles, ni correr sin pretal de cascabeles, ni pagar ni escuchar a quien debiese, porque más el enojo encareciese, ni dar a censo, ni tomar mohatra, ni pintar con el áspid a Cleopatra.
Copas, fiador y pretal estribos y cabezadas, con nuestras armas bordadas de la gran Banda Oriental; no he güelto a ver uno igual recao tan lindo y paquete, ¡ay juna!
Prontamente le soltaron Un retinto de Jarama Que envistió como león Con los ojos hechos brasas: Besó el pretal de la yegua Y entonces con honda llaga Más abajo del testuz Le entró la temible lanza.
Congregado estaba Lima en la plaza Mayor a obra de las doce del día, cuando a todo correr presentose don Juan Manrique sobre un gentil caballo overo, con caparazón morado y blanco, recamado de oro, estribos de plata y pretal de cascabeles finos.
¿Cuál será aquel caballero de los míos más preciado, que me traiga la cabeza de aquel moro señalado que delante de mis ojos a cuatro ha lanceado, pues que las cabezas trae en el pretal del caballo?
Doblé bien los cojiniyos. Puse un pretal por delante, y mis prendas más flamantes las envolví en la cabeza. Y ansina con enteresa lo mesmo que yacaré, sin tutubiar me azoté que suelo ser como bote, y al igual de un camalote sobre del agua boyaba; al cabayo levantaba de la rienda junto al freno, mientras tranquilo y sereno con la otra mano brasiaba.
En un tordillo fogoso, de africana yegua parto, que de alba espuma salpica el pretal, el pecho y brazos, que desdeñoso la tierra hiere a compás con los cascos, que una purpúrea gualdrapa con primorosos recamos, de felpa y ante la silla, en el testero un penacho, la cabezada y rendaje de oro y seda roja, y lazos en el cordón y en las crines soberbio ostenta y ufano, a combatir con el toro sale aquel señor gallardo.
-Este caballero, amigo, muerto está en aquel pradal; las piernas tiene en el agua, y el cuerpo en el arenal; siete lanzadas tenía desde el hombro al carcañal, y otras tantas su caballo desde la cincha al pretal.
Para lucirse en el coso No sólo su yegua pía, Que es un animal brioso, Sino también su alcaidía. Lleva pretal de cadena De malla los paramentos, Su ferrado casco suena, Bebe los helados vientos Y ellos rizan su melena.
Silla con mantilla que tome desde la cruz a la mitad del anca, será azul como las tapas fundadas, y ambas llevarán vivo encarnado. Brida, pretal, y gurupera, o baticola de baqueta negra sin pieza alguna de plata, estriberas, y todo el evillaje de acero.
Un ancho pretal adornaba el pecho del animal; en el freno brillaban copas como platillos, y del mismo colgaba una pesada barbada que el oscuro sacudía sin cesar, no se sabe si con ganas de quitársela o para llamar la atención.