Ejemplos ?
El Sah Mohammad Reza Pahlevi gobernaba Irán en ese entonces, y tras el derrocamiento apoyado por la CIA de Mohammad Mosaddeq en 1953, su gobierno parecía lo suficientemente estable y amistoso hacia Occidente como para que los EE.UU. se preocuparan por el hecho de que Irán eventualmente pudiera tener armas nucleares.
Esto hizo que sus padres se preocuparan de ella, pero luego ella aceptó su decisión, y salió con muy buenos resultados en su carrera.
Causa a Hayy extrañeza que el Profeta empleara alegorías y que los hombres se preocuparan de las riquezas y cosas materiales Sin embargo, había dos cosas que le produjeron admiración, y respecto de las cuales no encontraba razón explicable.
Dije a mi madre y a mis hijos que Renata me había invitado a Acapulco para pasar allá una semana de descanso y que no se preocuparan.
Hoy, desde el punto de vista personal, como precandidato del Partido Socialista, he tomado una resolución, condensada en un documento que me permitiré leer en el Senado, porque su contenido es de tipo político y porque ésta es nuestra tribuna. Sería petulancia de mi parte imaginar que los señores senadores se preocuparan de un problema de orden personal.
Tanto dinero gastado en decenas de contratos de profesionales que permanecieron pertrechados en sus despachos y sus horarios de jornada intensiva, y tan poco gastado en profesionales que estuvieran a nuestro lado, que se preocuparan por acompañarnos, por compartir el día a día y favorecer y apoyar que se pudieran ir tejiendo esas redes de comprensión y de apoyo entre nosotros.
Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella.
Al despedirse Don Ramiro y Doña Pilar del hacendado, éste les dijo que no se preocuparan más y les afirmó que encontraría la solución de aquel problema y que todo quedaría arreglado de la mejor manera posible.
La nueva política republicana hizo surgir trabajadores en los nuevos cargos administrativos, no solo en la burocracia sino en la defensa, pues cargos como el ministro de la guerra o del interior son cargos que se fueron a ver después de la independencia, lo que empezó a desarrollar intelectualmente a personas que se preocuparan por su región y aptas en la administración regional y nacional.
En la segunda temporada, es revelado que Serena y Nate son novios, pero sólo lo hacían para que no se preocuparan por la triste Serena, y así Nate podría hacer lo que quisiera.
Aunque ellos podían votar por Demócratas o Republicanos, o por populistas como George Wallace, ellos se sentían políticamente desamparados y estaban en busca de líderes que se preocuparan por sus intereses.
Antes de irse, le preguntaron de donde sacarían la tierra para la obra, San Miguel les indicó que no se preocuparan pues tierra hay.