Ejemplos ?
Por lo tanto, es poco probable que cualquiera de los conspiradores prediquen y finalmente mueran por algo que sabían que era falso.
Pero los predicados, como atributos, no tienen sentido sin un sujeto gramatical del cual se prediquen porque posea dicha propiedad.
El tribunal consideró que no bastaba con la expresión de ideas extremistas dentro de un círculo reducido, -"los desvaríos religiosos de cualquier índole que prediquen el odio al diferente"- para valorar que se trataba de un grupo organizado y armado, lo que a juicio de algunos juristas suponía una regresión en la propia doctrina jurídica del Tribunal Supremo que, en otras ocasiones, ante la anárquica estructura de las organizaciones yihadistas, sí que había considerado prueba suficiente expresiones similares.
Respuesta: extensión y figura son en la mente porque son ideas que son percibidas en la mente. No son en la mente como atributos que se prediquen de la mente, que es el sujeto.
organizar o ayudar a organizar cualquier sociedad, grupo o asamblea de personas que fomenten, aboguen, aconsejen o prediquen la derogación o destrucción del gobierno insular, o de cualquier subdivisión política de este, por medio por medio de la fuerza o la violencia Artículo 2 – Todo juicio que se celebre por violación alguna a esta Ley deberá celebrarse por tribunal de derecho Artículo 3 – Si parte de esta Ley es declarada anticonstitucional, el resto de ella deberá substituir en todo su vigor.
En muchas iglesias, se requiere que los ministros hayan sido educados en seminarios, pero algunas iglesias permiten que los laicos prediquen.
A uno que le escribió en Agosto de 1815 expresándole alarma por el desarrollo creciente de la propaganda calumniosa que utilizaban contra él los adversarios en determinado “ Pueblo Libre ”, contestábale poco después: “… deje usted que hablen y prediquen contra mí.
Pero tienen el deber aún más de vigilar con todos sus ojos y escuchar con todos sus oídos, para que esos hombres no prediquen sus propios ensueños en lugar de lo que el Papa les ha encomendado.
Es deseo nuestro muy principal que exhortéis a vuestros sacerdotes, como ministros que son de la paz cristiana, para que prediquen con insistencia el precepto que contiene la esencia de la vida cristiana, es decir, la predicación del amor al prójimo y a los mismos enemigos, y para que, "haciéndose todo a todos"(15), precedan a los demás con su ejemplo y declaren por todas partes una guerra implacable a la enemistad y al odio.
Y, en cuanto al sexto capítulo de ofrecimiento que su Paternidad hace, de que de vuelta de Panamá dejará en esta Ciudad por hacerle caridad como en misión dos Padres o tres para que, sustentándolos la Ciudad o vecinos, desde luego, prediquen...
Y para que con toda claridad comprendamos este sumo bien, se sigue necesariamente que nos hayan de favorecer con benignidad sincera, y que no se arroguen facultad alguna por la que nos sujetamos a ellos, sino que nos prediquen y anuncien a aquel gran Dios, bajo cuyos auspicios soberanos nos vengamos a unir con ellos en paz.
Por ende, como mejor puedo, vos ruego y requiero que entendáis bien esto que os he dicho, y toméis para entenderlo y deliberar sobre ello el tiempo que fuese justo, y reconozcáis a la Iglesia por señora y superiora del universo mundo, y al sumo pontífice llamado papa en su nombre, y a Su Majestad en su lugar, como superior y señor y rey de las islas y tierra firme, por virtud de la dicha donación, y consintáis que estos padres religiosos os declaren y prediquen lo susodicho.