precipicio


También se encuentra en: Sinónimos.

precipicio

(Del lat. praecipitium.)
1. s. m. Terreno escarpado con pendiente casi vertical y gran altura aléjate del precipicio, podrías caerte. barranco, despeñadero
2. Derrumbamiento o ruina espiritual o material la muerte de su mujer le hundió en un precipicio. abismo, perdición salvación
3. al borde del precipicio loc. adv. coloquial En una situación límite o de grave peligro los graves problemas económicos han puesto a la empresa al borde del precipicio.

precipicio

 
m. Despeñadero o derrumbadero.
Caída precipitada y violenta.
fig.Ruina temporal o espiritual.

precipicio

(pɾeθi'piθjo)
sustantivo masculino
1. pendiente de un terreno muy profunda, pronunciada y peligrosa Aléjate del precipicio.
2. desgracia grande y difícil de superar Se sumió en el precipicio de las drogas.
Sinónimos

precipicio

Traducciones

precipicio

Abgrund, Klippe

precipicio

جُرْف

precipicio

útes

precipicio

klippe

precipicio

γκρεμός

precipicio

kalliojyrkänne

precipicio

litica

precipicio

precipicio

낭떠러지

precipicio

klif

precipicio

klippe

precipicio

urwisko

precipicio

penhasco

precipicio

скала

precipicio

klippa

precipicio

หน้าผา

precipicio

kayalık

precipicio

vách đá

precipicio

悬崖

precipicio

SM
1. (en monte, peñasco) → cliff, precipice
2. (= situación arriesgada) → abyss
un país al borde del precipicioa country on the edge of the abyss, a country on the brink of disaster o ruin
Ejemplos ?
eme aquí frente a frente de la espesa tiniebla desde donde oírme debe la deidad rugiente que en su seno se esconde: Dime, Genio terrible del torrente, ¿a dónde vas al trasponer, la valla del hondo precipicio, tras la ruda batalla de la atracción, la roca y la corriente...?
Sin semejante resolución nítida y radical, los hombres de casaca, como se les decía entonces a estos rentistas de las formas y de las fórmulas que usufructuaban indebidamente – el predicado de padres de la patria – nos hubieran abismado sin decoro en un precipicio insondable!
Se podría pensar, teniendo en cuenta la naturaleza del terreno, que no podía caberle la menor duda sobre de dónde procedía la voz; pero en lugar de mirar hacia arriba, donde yo me encontraba, en lo alto de un precipicio cortado a pico justo encima de su cabeza, se volvió y miró hacia las vías.
Siendo ella muy joven, y saliendo con su madre a paseo, se desbocaron los caballos de su coche y corrieron sin freno -lanzando al cochero del pescante- más de dos leguas, encaminándose a un espantoso precipicio.
Búrlase con olímpica sonrisa de una ciudad liliputiense que le queda al frente, en el borde de vertiginoso precipicio: es Belén de Judá.
Y en aquel instante un crujido inconfundible para los expertos oídos de los pescadores confirmó el terrible augurio; la barca pareció encabritarse como un corcel de carrera ante un precipicio, al embestir contra una de las rocas, y -Hemos tocao -gritaron todos al unísono, inclinándose sobre la borda con el temor retratado en los curtidos semblantes.
Hizo un gesto de desesperación y terror... El automóvil salió de la carretera para caer a un oscurísimo precipicio. Ella quiso saltar.
Para unos, el poeta del pueblo es maravilla; para otros, un inútil parásito holgazán; y nimbo aquí de gloria, y allá tal vez mancilla, por todos anda puesto del precipicio a orilla, y de algo inverosímil reputación le dan.
como paisaje sin horizonte... como cumbre sin altura... como abismo sin precipicio... como día sin sol... como noche sin estrella...
Y ve sus mil ilusiones que al precipicio se agrupan del abismo de la nada, donde con mano insegura, en los bordes se mantienen en desesperada lucha, y unas tras otras al cabo sin remedio se derrumban.
Hemos escuchado las voces de campesinos, engañados por el PROCEDE y por el PROCECOM, despojados de sus tierras ejidales sin nada de precio para sus productos desesperados sin siquiera la oportunidad de poder emigrar a la ciudad o a otro país arrinconados contra el precipicio viendo como las grandes empresas, las agroindustrias y los centros turísticos empiezan a apoderarse de sus tierras y en lugar de ejercito llegan los diputados, los senadores, los partidos políticos, los funcionarios del gobierno federal a quitarles las tierras de sus abuelos, de sus bisabuelos, de sus padres y que debía de ser de sus hijos.
“Lo primero, porque si la preponderancia de las fuerzas del ejército de línea nos ha puesto más de una vez al borde del precipicio y aun no podemos destruir a este enemigo interior que tiene ocupadas nuestras mejores provincias...