poquedad


También se encuentra en: Sinónimos.

poquedad

1. s. f. Cantidad muy pequeña de una cosa. escasez
2. Falta de desenvoltura para tratar con la gente o de decisión para emprender una cosa. apocamiento, timidez
3. Cosa insignificante o de poco valor. pequeñez
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

poquedad

 
f. Escasez, cortedad o miseria; corta porción de una cosa.
Timidez, pusilanimidad.
Cosa de ningún valor o de poca entidad.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

poquedad

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

poquedad

paucity

poquedad

pochezza

poquedad

SF
1. (= timidez) → timidity, pusillanimity (frm)
2. (= escasez) → scantiness; (= pequeñez) → smallness
3. una poquedad (= algo pequeño) → a small thing; (= nimiedad) → a trifle
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Sin contrariarse, Centeno insistió en mostrarse amable y le preguntó si necesitaba algo, pero Carvajal lo rechazó, respondiéndole así: “Señor Diego Centeno, no soy tan niño o muchacho para que con temor de la muerte cometa tan gran poquedad y liviandad como sería rogar a vuesa merced hiciese algo por mí.
“Wáshington Delgado pudo escribir versos por millares, pues tenía el regusto por la palabra, la facilidad de los elegidos, la cultura clásica de los que llegan a la sabiduría, pero como el mago que no repite sus actos, prefirió la poquedad, la difícil poquedad de un poeta de gran talento.” El poeta peruano falleció la madrugada del 6 de setiembre de 2003, víctima de un derrame cerebral masivo, en el Hospital Edgardo Rebagliati de Lima.
Sustantivos diminutivos: son los sustantivos que designan a personas, cosas, animales y fenómenos que se caracterizan por su pequeñez, poquedad o menor grado de intensidad, como por ejemplo gatito, manzanita, mesita, viejecita.
Por ello Zarquizano convocó en el alcázar a Bustamante y a otros quince hombres, y les dirigió un discurso, según Urdaneta, «diciendo que ya veíamos cómo estábamos en el archipiélago de la Célebes y muy cerca del Maluco, y que era muy grande poquedad de todos los que íbamos en aquella nao y gran deservicio de su Majestad irnos así sin capitán y caudillo...»; a lo que añadió Urdaneta de su propio tintero: «Por no tener capitán nombrado y jurado podía acaecernos algún desastre como a hombres desmandados y desordenados».