populachero

populachero, a

1. adj. despectivo Del populacho.
2. despectivo Que halaga al populacho o busca su aplauso consigue llegar a la gente con sus discursos populacheros.

populachero, -ra

 
adj. Relativo al populacho.
Propio para halagar al populacho.
Traducciones

populachero

ADJ
1. (= plebeyo) → common, vulgar; (= chabacano) → cheap
2. [discurso, política] → rabble-rousing; [político] → demagogic (frm), who plays to the gallery
Ejemplos ?
Y vio a la «pícara», con su cara graciosa de chula afinada, su mantillita echada atrás, su atavío entre populachero y aseñoritado; y oyó que repetía: -Que sí, que es verdad.
Follenvie fue con la embajada y volvió al punto, porque, sin oírle siquiera, el oficial repitió que ninguno se iría mientras él no quedara complacido. Entonces, el carácter populachero de la señora Loiseau la hizo estallar: —No podemos envejecer aquí.
Esos honores sólo en las monarquías es tolerable que se tributen a la persona del soberano. Mal cuadran a mandatario republicano, y menos en espectáculo populachero.
Como enorme mancha de asfalto se ha ido extendiendo llena de mentiras sobre el valle apócrifo y los antiguos lagos que desde hace siglos la sostenían en un islote, hipnotizada en su tunal y en su águila, yacen reducidos a unos cuantos charcos de miserias al oriente; de folclor plastificado al sur; de aburguesamiento populachero y demagógico al poniente y de polvos desolantes, pero vengadores, al norte.
/ ¿Qué ondón hijín?/ es muy correcto en un nivel populachero, pero incorrecto en un nivel donde no se comprende, tanto como, “Las capillas deben marcar claramente sus cornisas”, del nivel técnico de impresores, es un nivel familiar.
En esta dinámica popular que se precipita en lo populachero, se producen sin embargo objetos con una belleza infantil, ingenua y a veces surrealista.
La obra posee gran vitalidad y realismo y es de un lenguaje crudamente naturalista. Se trata, además, de un gran documento sobre las costumbres y el espíritu del Renacimiento en su medio populachero.
Tenía un aforo de 813 personas y se ha señalado que en él se produjo el éxito del llamado «teatro por horas», además de haber sido descrito como «la personificación del género chico» y «el local más populachero de finales del siglo XIX».
No dejó de ser molesta y de mal gusto la situación pero fue un magnífico ejercicio de libertad de expresión y el sentido populachero que se quiso dar al evento, se ensombreció gracias al buen desempeño y gran demostración de arte de los maestros de la tauromaquia que consiguieron una gran faena todos y cada uno.
Títulos que representaban los siete temas elegidos por el grupo como escaparate de lo populachero (popular) y por tanto, moneda de cambio ideal para sus fines: "divertirnos trabajando y conseguir que el público se divirtiese con nuestro trabajo".
En su labor como periodista fue el director artístico de la revista El Hogar, colaboró con el diario Crítica (donde por el año 1914 tenía a su cargo la sección «La nota teatral del día»), en Gran Guignol (donde tenía a su cargo «La semana cómica», a la vez que ilustraba los textos de Julián J. Bernat y recreaba gráficamente los rostros de los personajes del teatro populachero), Mundo Argentino y Atlántida.
En este conjunto de cuadros, dedicado por completo al gusto campechano y populachero de los príncipes, tiene la oportunidad de demostrar con creces que ya no necesita supervisión alguna.