pomo

pomo

(Del lat. pomum, fruto comestible del árbol.)
1. s. m. Tirador o agarrador redondo de una puerta o cajón se ha roto el pomo del cajón y no puedo abrirlo.
2. BOTÁNICA Fruto carnoso, de forma globosa, con pepitas, procedente de un ovario ínfero sincárpico.
3. Frasco o recipiente pequeño en que se guardan o conservan licores y perfumes. bujeta
4. Bola de sustancias aromáticas.
5. Extremo de la guarnición de la espada, por encima del puño, que sirve para mantenerla unida y firme con la hoja.
6. Argent. Recipiente cilíndrico de material flexible en el que se expenden cosméticos, fármacos o pinturas.
7. Argent. JUEGOS Juguete, por lo común cilíndrico y flexible, con el que se arroja agua durante el carnaval.
8. Méx. Botella de alguna bebida alcohólica.
NOTA: También se escribe: poma, poma

pomo

 
m. Frasco pequeño de vidrio o metal para conservar licores y sustancias olorosas.
Tirador redondo de puertas y muebles.
bot. Fruto polispermo de mesocarpio carnoso y endocarpio cartilaginoso donde se alojan las semillas.

pomo

('pomo)
sustantivo masculino
1. mango redondeado de una puerta o una ventana un pomo de bronce
2. recipiente pequeño usado para guardar perfumes, aceites o licores un pomo de esencias de la India
3. recipiente cilíndrico y flexible que contiene cosméticos y fármacos un pomo de corrector de ojeras
Traducciones

pomo

klika, knoflík

pomo

dørhåndtag, håndtag

pomo

nuppi, ovenkahva

pomo

kvaka, ručka

pomo

ドアハンドル, ノブ

pomo

문 손잡이, 손잡이

pomo

dörrhandtag, handtag

pomo

ที่จับประตู, ลูกบิด

pomo

nắm đấm cửa, tay nắm cửa

pomo

копче

pomo

SM
1. [de puerta] → knob, handle; [de espada] → pommel
2. (= frasco) → scent bottle
3. (Bot) → pome
4. (Andes) (= borla) → powder puff

pomo

m. jar; bottle.

pomo

m (Mex, CA) pill bottle
Ejemplos ?
En su copa de púrpura embozada, la mano sobre el pomo cincelado de su sutil y florentina espada, la blanca pluma del chambergo al viento, al luar de las noches estivales bajo la esbelta ojiva de un convento mustió sus primeros madrigales.
Junto a aquella verja, de pie, envueltos en sus capas de color galoneadas de oro, dejando entrever con estudiado descuido las encomiendas rojas y verdes, en la una mano el fieltro, cuyas plumas besaban los tapices; la otra sobre los bruñidos gavilanes del estoque o acariciando el pomo del cincelado puñal, los caballeros veinticuatro, con gran parte de lo mejor de la nobleza sevillana, parecían formar un muro destinado a defender a sus hijas y a sus esposas del contacto de la plebe.
TODOS (A una voz) ¡Viva! OFICIAL (Desde afuera, dando golpes con el pomo de la espada.) (Con voz de trueno.) ¡Abrid esta puerta en nombre de la justicia!
OFICIAL (Desde afuera.) (Con voz de trueno.) ¡Abrid en nombre de la justicia, o echo abajo esta puerta! (Da repetidos golpes con el pomo de la espada.) ¡Soldados: echad la puerta abajo a culatazos..!
Si es mío mi entendimiento, ¿por qué siempre he de encontrarlo tan torpe para el alivio, tan agudo para el daño? El discurso es un acero que sirve para ambos cabos: de dar muerte, por la punta, por el pomo, de resguardo.
MUSA: De un modo adormece, y usado de otra manera… A estas palabras oyóse tras de la cerrada puerta inesperado ruido, y tras él de golpe abriéndola: «Señora, el alba despunta», dijo apresurada Estrella; e interrumpida la plática, el moro salió siguiéndola. Partió silencioso Muza saltando otra vez la verja, y con el pomo en las manos quedó a solas la condesa.
La mesa servida, dos calientaplatos de plata, el pomo de cristal de las puertas, el suelo y los muebles, todo relucía con una limpieza meticulosa, inglesa; los cristales estaban adornados en cada esquina con vidrios de color.
Huye la ninfa bella: y el marino Amante nadador, ser bien quisiera, Ya que no áspid a su pie divino, Dorado pomo a su veloz carrera; Mas, ¿cuál diente mortal, cuál metal fino La fuga suspender podrá ligera Que el desdén solicita?
Después de un reposo leve Sentarse a la mesa quiso: Presentóse el dispensero Y al Rey de Castilla dijo: -«Perdonad; no hay qué comer, Porque en vuestro domicilio Ni hay blanca para comprar Ni recado prevenido.» Fingió no alterarse el Rey, Y puestos los ojos vivos En el pomo de la espada Parecía entretenido.
Para los pequeñuelos había vida en aquel bastón; no bien se hubieron montado en él, el reluciente pomo se convirtió en una magnífica cabeza de caballo, con larga y negra melena ondulante, y de la caña salieron cuatro patas esbeltas y vigorosas; el animal era robusto y valiente.
XIV Los bracmines y los servidores del príncipe, que han acudido a su llamamiento, se apresuran a ejecutar sus mandatos: las apagadas antorchas vuelven a despedir torrentes de luz; los guerreros hieren sus escudos con el pomo de la espada; las roncas bocinas de marfil ahuyentan el tranquilo sueño de los habitantes de Cutac, y la triste e imponente comitiva que conduce al dios de la muerte y del estrago se dirige a la gigantesca pagoda, del seno de la cual se escuchan levantarse, crecer y morir, temblando en el vacío, medrosos lamentos y horribles carcajadas.
De un elevado castillo que Arlanza orgulloso baña, un trovador elegante en la puente se paraba. En el rastrillo golpea con el pomo de una daga, y en los góticos salones ronco el eco se propaga.