polvoriento

(redireccionado de polvorienta)

polvoriento, a

adj. Que está lleno o cubierto de polvo después de las vacaciones, nos encontramos la casa muy polvorienta. polvoroso

polvoriento, -ta

 
adj. Lleno o cubierto de polvo.

polvoriento, -ta

(polβo'ɾjento, -ta)
abreviación
que tiene mucho polvo o está cubierto con este una mesa polvorienta
Traducciones

polvoriento

dusty, powdery

polvoriento

مُغَبَّر

polvoriento

zaprášený

polvoriento

støvet

polvoriento

staubig

polvoriento

pölyinen

polvoriento

poussiéreux

polvoriento

prašnjav

polvoriento

ほこりっぽい

polvoriento

먼지투성이의

polvoriento

stoffig

polvoriento

støvet

polvoriento

zakurzony

polvoriento

empoeirado, Dusty

polvoriento

пыльный

polvoriento

dammig

polvoriento

ซึ่งปกคลุมไปด้วยฝุ่น

polvoriento

tozlu

polvoriento

đầy bụi

polvoriento

有灰尘的, 尘土飞扬

polvoriento

塵土飛揚

polvoriento

ADJ
1. [superficie] → dusty
2. [sustancia] → powdery
Ejemplos ?
Aquellas dos arrinconadas criaturas, cuya existencia equivalía a un sonambulismo incoloro, melancólico a fuerza de monotonía; aquellas dos plantas que se ahilaban en la atmósfera polvorienta del mísero tenducho, no pudiendo alzar su copa hacia el sol, se volvían afanosas hacia las luces de bengala de la fantasía novelesca.
Y tuvo mil ocasiones, mientras duró esa temporada de aburrido veraneo, en medio de zumbantes torbellinos de mosquitos hambrientos, sin más distracción que el desfile por la polvorienta calle Santa Fe, de las carretas de bueyes que llevaban con recelo a la ciudad moribunda verduras para el puchero, o la rápida disparada lejana, asustada y asustadora, de los carros llenos de difuntos, hacia el cementerio nuevo, recién habilitado y repleto ya, de la Chacarita, de maldecir a Musterini, el especulador loco, el «amigo» a quien debiera tantos males.
Acampados ejércitos formidables de maíz, que le dan nombre, del río la separan. Bordea el maizal llana y polvorienta carretera, que limita por el otro lado con alegres colinas.
Me alejé mientras mis antiguos compañeros se levantaban y emprendí el camino por la larga carretera polvorienta que me habían indicado, cuando formaba parte de los alumnos de míster Creakle, como la de Dover en un tiempo en que no podía ni figurarme que nadie pudiera verme un día viajando de ese modo por aquel camino.
Pero entonces, cosa extraña, cuando me encontré con mis zapatos rotos, mis ropas destrozadas, la cabeza desgreñada y polvorienta y la tez quemada por el sol, en el lugar hacia el cual habían tendido todos mis deseos, la visión que me animaba se desvaneció de pronto como un sueño y me encontré solo, desanimado y abatido.
on los brazos arremangados y llevando sobre la cabeza un cubo lleno de agua, Rosa atravesaba el espacio libre que había entre las habitaciones y el pequeño huerto, cuya cerca de ramas y troncos secos se destacaba oscura, casi negra, en el suelo arenoso de la capilla polvorienta.
Nada más tétrico que esa desolada llanura, reseca y polvorienta, sembrada de pequeños montículos de arena tan gruesa y pesada que los vientos arrastraban difícilmente a través del suelo desnudo, ávido de humedad.
El cordero llegó encarnado por el interior y muy pálido por fuera, sin contar con que estaba cubierto de una sustancia extraña y polvorienta, que parecía demostrar que había caído en las cenizas de la cocina.
or la carretera polvorienta, agobiado por la fatiga y el fulgurante resplandor del sol, marcha don Paico, el viejo vagabundo de la mano pegada.
ue una clara tarde, triste y soñolienta tarde de verano. La hiedra asomaba al muro del parque, negra y polvorienta... La fuente sonaba.
Bajo las ramas oscuras el son del agua se oía. Era una tarde de julio, luminosa y polvorienta. Yo iba haciendo mi camino, absorto en el solitario crepúsculo campesino.
Cálido viento soplaba alborotando el camino. Yo, en la tarde polvorienta, hacia la ciudad volvía. Sonaban los cangilones de la noria soñolienta.