poetisa

poetisa

1. s. f. LITERATURA, POESÍA Mujer que compone obras poéticas.
2. POESÍA Mujer que hace versos.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

poetisa

 
f. Mujer que escribe poesías.
Mujer dotada de las facultades necesarias para componerlas. Es frecuente el empleo de poeta aplicado a mujeres.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

poetisa

poet

poetisa

poetessa

poetisa

runoilija

poetisa

SFpoetess, woman poet
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Simonet Madrid: Sociedad Editorial de San Francisco de Sales, 1896; facsímil en Madrid, 1982. Wallada: poetisa cordobesa del siglo XI .
Una sola poesía tiene carácter jocoso; hay en ella algunos pensamientos alegres, de esos que de vez en cuando se le ocurren a uno; pensamientos sobre -no se ría usted- la condición de una poetisa.
Desde ese hogar virtuoso y de servicio público, surgió la que más tarde fue la notable educadora, escritora, poetisa y artista del pentagrama: TERESA MOLINA DE MUÑOZ.
Bulwer Lytton tenía hecho a los quince su Ismael. A los diecisiete había publicado su primer tomo la poetisa Barrett Browning, que desde los diez escribía en verso y prosa.
Mira, Laura: aunque no soy literata, ni poetisa, ni escritora de moda y otros géneros, como doña María Pilar Sinués del Marco; en fin: aunque no me he dado al público, ni siquiera con mis iniciales, te juro que ese Cócora me da miedo: es tan reparón y tan..., y luego sabe tanta ortografía y es tan descarado...
Muchas veces pretendían abrumarla con infinitas sátiras contra el gato, la manga corta, el tupé y el zapatito de tacón; las gentes se reían de ella, pero ella se reía, a su vez, de las gentes, improvisando versos en un estilo que quería ser clásico (doña Isabel era poetisa, cualidad que heredara de sus antepasados), y mostrando a las remilgadas bellezas que se agitaban en torno de ella su frente altiva y serena, el torneado brazo y el pequeño pie calzado con el zapatito de raso, exclamaba: «Esto ha sido reinar, hijas mías; mi tiempo era el gran tiempo de las nobles hermosuras del regio pisar, del donaire y de la gracia que impera sobre la cabeza y sobre el corazón.
Su fama de poetisa es enorme entre sus relaciones, y me arriesgo a traducirlos, al pie de la letra, el comienzo de uno de sus mejores poemas: En francés resulta todavía más hermoso.
No es una novelarom&ntiea la que hoy damos & luz Es la biografia de una poetisa menos conocida en su patria por sus sentidos versos que por la lamentable catestrofe que puso fin k su vida.
Pero la poetisa sentia en su espiritu la imperiosa ne- cesidad de trasiadar sus impresiones y sufrimientos al papel y por eso escribia ya solo para sus amigas inti- mas, las que sacaban cdpias de sus armoniosos versos.
Una serie de artículos están desperdigados en Revistas, periódicos y apuntes manuscritos, que hacen una obra fecunda y de verdadera reciedumbre literaria. A su intensa labor de educadora, escritora y poetisa, unió su alma al arte musical.
Si la anónima poetisa vi- viera en las postrimerías de este nuestro siglo xix, de fijo que podría decir con vanagloria: —Ya no hay en el mundo más que dos personas que saben latín á las derechas: el papa León XIII y yo.
Ahora, conocida la obra de esta poetisa, aprecio la sencillez de sus versos y la claridad de su prosa y quienes se inician en la lectura pueden deleitarse con las provechosas narraciones de sus libros de cuentos y aprender disfrutando mucho de la belleza que los caracteriza.