Ejemplos ?
Esto lo decimos en honor de la verdad, y en favor de la exactitud del tipo que pintamos, y de ninguna manera por lavarle su feísima cara a la época.
No, amigo, porque no hay mengua en que vengan a poblar; pues nos pueden enseñar muchas cosas que inoramos de toda laya: ¿a qué andamos con que naides necesita, si hay tanto y tanto mulita entre los que más pintamos?
MARIO: La planificación final la hicimos en la casa de Munro donde vivíamos Capuano Martínez y yo. Allí pintamos con aerosol la pick-up Chevrolet que iba a servir de contención.
La pintamos con guantes, hacíamos todo con guantes, para no dejar impresiones digitales. No sabíamos mucho sobre el asunto pero por las dudas no dejábamos huellas ni en los vasos y en las prácticas, llegamos a limpiar munición por munición con un trapo.