petroglifo

petroglifo

s. m. HISTORIA Grabado sobre roca, propio de algunos pueblos prehistóricos.
Traducciones

petroglifo

petroglifo
Ejemplos ?
Entre los petrograbados destaca la piedra de los pies pintados la cual muestra huellas humanas labradas sobre una gran roca, o un petroglifo que consta de varios círculos grabados que al parecer usaban para contabilizar sus ciclos lunares.
Los caribes y Arahuacos viniendo desde las profundas selvas del Matogrosso y desde la meseta de Bogotá, navegando los grandes ríos en sus curiaras y la travesía de la cordillera andina trayendo consigo su cultura, los mitos, religión, el arte del petroglifo y la navegación, la técnica de la construcción en piedra y madera, la agricultura, la caza y la observación astronómica.
Según lo anterior, la pintura chilena se inició con los objetos rituales y las telas de los pueblos diaguita, atacameño, rapanui, mapuche y otros pueblos asociados, incluyendo la civilización inca. Se sabe también que los pueblos del extremo austral desarrollaron el arte petroglifo que perdura hasta hoy.
Es un afloramiento de basalto que mide 1.18 metros (46 pulgadas) de alto por 1.14 metros (45 pulgadas) de ancho en la ladera del barranco del río Ixchayá. En la superficie superior de la roca tiene un petroglifo de una cara mirando hacia arriba.
En las cercanías se conservan los restos de una necrópolis de incineración, donde se aprecia una gran tumba con masa tumular entre otras ya muy arrasadas.;Petroglifo de El Herrador También, con reminiscencias orientalizantes y de similar cronología, se ha encontrado en la finca “El Herrador” una placa de pizarra con caracteres típicos de la escritura griega y valores del tartésico según la tipología establecida por Gómez Moreno.
El remozamiento del palacio se hizo desde sus cimientos y es porbable que en la excavación se haya encontrado ese petroglifo y otros objetos.
Rompe el tabique, y descubre en el suelo del cuarto un acceso a una cripta, con una puerta de hierro con la imagen del laberinto del petroglifo de Mogor.
Cerca al río Tambo hay varios petroglifos de origen amazónico entre los cuales el Totem del Tambo un gran petroglifo con cara de mono.
En la esquina inferior derecha se incluyó un elemento que ha sido objeto de diversas interpretaciones: un petroglifo prehispánico con la imagen de una cabeza de serpiente.
Monumento 157 es una gran roca de andesita en el lado occidental del riachuelo Nimá, en la finca San Isidro. Tiene un petroglifo de una cara con ojos y cejas, nariz y boca.
El peinado de uno de ellos guarda un gran parecido con los ornamentos de los jaguares en el Petroglifo 4, por lo que se infiere que ambas escenas se encuentran relacionadas.
Cerca al anexo de Ayas. Peña Culebra: es un petroglifo de una culebra. La pintura está hecha con un barniz natural rojo indeleble (probablemente óxido de fierro) y a la vez grabada con un buril de granito.