petrificado

Traducciones

petrificado

pietrificato

petrificado

ztuhlý strachy

petrificado

forstenet

petrificado

versteinert

petrificado

petrified

petrificado

kauhun lamaannuttama

petrificado

pétrifié

petrificado

prestravljen

petrificado

すくむ

petrificado

놀라서 멍해진

petrificado

doodsbang

petrificado

forsteinet

petrificado

sparaliżowany

petrificado

apavorado

petrificado

vettskrämd

petrificado

ทำให้ตกตะลึงเพราะความกลัว

petrificado

ödü kopmak

petrificado

chết điếng người

petrificado

吓呆了的

petrificado

ADJpetrified

petrificado-a

a. petrified.
1. made rigid like stone;
2. terrified.
Ejemplos ?
Avisó que no regresaría hasta dentro de una semana. Me quedé petrificado por el estupor y la ira. Finalmente di media vuelta, lívido de cólera, e interiormente mandando al infierno a toda la estirpe de los Talbot.
Tan malos como los reaccionarios son aquellos que, siendo de origen revolucionario, se han petrificado en sus ideas y han perdido toda pasión por la actividad, riesgosa pero creadora, de la política.
El 4 de Octubre, Fiesta de aniversario de la Parroquia Las Lajas y Domingo de Ramos. LUGARES TURISTICOS DEL CANTON LAS LAJAS BOSQUE PETRIFICADO DE PUYANGO El bosque tiene una superficie de 2.658 has.
Embebido hallábase una noche el insigne Reinaldo en la maraña de ruidosa litis, de que era parte, y, a tiempo que pasaba de Las Pandectas a El Digesto y de los fueros a las pragmáticas, oyó que Timbre de Gloria, con voz triste y suplicante, le dijo al oído: ¿Pero qué, maestro? Soplo helado de ultratumba le recorrió las vértebras, le erizó los pelos, y lo dejó en la silla como petrificado.
Un ave, nocturna de brillantes ojos voló tres veces alrededor de ella, y gritó también tres veces: ¡hu, hu, hu! Juanito no podía moverse, estaba como petrificado, no podía llorar, ni hablar, ni menear mano ni pie.
No sé si después de mis andanzas derramantes de amores y presencias, de manos y de labios esbozados, de brazos abiertos en sonrisas, de miradas vencidas al encuentro, de cuerpos estrechados al asombro, me convierta en clamor petrificado y solamente...
Cuando despertó por la mañana comenzó a buscar por las montañas y valles para ver si encontraba una rosa como con la que habla soñado, la buscó nueve días seguidos y una mañana halló una rosa de color de sangre; en su centro había una gota de rocío tan grande como una hermosa perla. Dirigiose al castillo con su rosa, no se quedó petrificado y pudo seguir andando hasta llegar a la puerta.
Como el príncipe aquel infortunado de los extraños cuentos orientales, que, en su inferior mitad petrificado, lloraba inmóvil sus eternos males; a la inerte materia encadenado el hombre, así, por vínculos fatales, de las regiones ínfimas del suelo ¡ansioso mira y suspirando el cielo!
Hoy la mente hecha metáfora ha volado a otra conciencia dejando al corazón petrificado como guarda que termina de sangrar su muerte muda y resigna duelos por sus agonías con las melodías de sus renaceres y va… misterio fallecido, va a liberarme de todas mis soberbias, de todas mis angustias, de todas mis miserias como el ave que por vez primera se sostiene al goce de sus alas y sólo remonta sus esfuerzos para perderse en la infinita risa de un cielo sereno.
Quien le hubiese mirado habría dicho que Néme­sis se apoderaba del escudo de Palas Atenea, mostrán­dole la cabeza de la Gorgona. Parecía petrificado y su cara presentaba el aspecto de un mármol melancólico.
D. Diego se quedó petrificado. Tres semanas después llegaba nuestro viajero a Guamanga, y acababa de tomar posesión en la posada, cuando al anochecer llamaron a su puerta.
Con una mano Despierta de sus sueños al viejo petrificado : - Oh, mago, eterno en tus días, vine a ti, Devuélveme a la que me robó la muerte, Y desde hoy dedicaré mi vida a tus dioses.