pestañear

(redireccionado de pestañeaban)

pestañear

1. v. intr. FILOSOFÍA Mover una persona los párpados abriéndolos y cerrándolos de forma repetida cuando se pone nervioso pestañea mucho. parpadear
2. Tener vida un ser. colear
3. no pestañear o sin pestañear 1. Mirar o escuchar una persona con extraordinaria atención. 2. Hacer frente una persona a un peligro o tomar una determinación con serenidad.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

pestañear

 
intr. Mover los párpados.
fig.Tener vida.
No pestañear o sin pestañear.fig. Denotar la suma atención con que se está mirando una cosa o la serenidad con que se arrostra un peligro.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

pestañear

(pesta'ɲeaɾ)
verbo intransitivo
mover los párpados El brillo del sol me hace pestañear.
con mucha atención o sin sorpresa Escuchaba los chismes del colegio sin pestañear.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

pestañear

blink, to blink

pestañear

点滅

pestañear

깜박임

pestañear

VI pestañar VI (LAm) → to blink
sin pestañearwithout batting an eyelid
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Pero como llegó alrededor de aquel monte, vio una mortal y muy grande dificultad para llegar a él, porque estaba allí un risco muy alto que parecía que llegaba al cielo, y tan liso, que no había quien por él pudiese subir; de encima de aquél salía una fuente de agua negra y espantable, la cual, saliendo de su nación, corría por aquellos riscos abajo y venía por una canal angosta cercada de muchos árboles, la cual venía a un valle grande que estaba cercado de una parte y de otra de grandes riscos, adonde moraban dragones muy espantables, con los cuellos alzados y los ojos tan abiertos, para velar, que jamás los cerraban ni pestañeaban...
Las estrellas pestañeaban, como cayéndose de sueño, después de tanto velar, esperando que el sol, todavía lejano, las viniera a relevar.