Ejemplos ?
Introducida por los nazis como primer signo de la estigmatización social de los judíos, la marca discriminatoria conocida por las masas antisemitas como Judenstern no fue más que la inversión de una idea expresada por el notable teólogo y filósofo judeo-alemán Franz Rosenzweig (1886–1929) en el título de su libro Stern der Erlösung (Estrella de la Redención), al que los nazis perversamente transformaron en Stern der E nd lösung — Estrella del Exterminio.
No hay violencia sangrienta ó toma de posesión, por supuesto, pero que es una película del aficionado desfile de los momentos de la gran película." Roger Ebert del Chicago Sun-Times llamó a la película que es "una especie de un milagro: Una comedia de animación para los aficionados al cine inteligente, admirable, excelente para mirar, perversamente satírica...
No afecta de ninguna manera a la línea argumental de las novelas, aunque en un libro posterior Sookie tiene vagos recuerdos de estos eventos.;Sinopsis En Papel de regalo, Sookie se encuentra sola para Navidad. Su hermano y sus mejores amigos tienen sus propios planes, y ella perversamente ha decidido no pedirles una invitación.
Radio Times también se refirió al director, recordando el estilo de Argento en un " retorcido, perversamente fascinante psico-thriller ".
(¿Porqué no se sentía más sombría acerca de la perversamente simultánea buena fortuna de Richard ("una voz angustiosa, profética en las letras americanas") y su caída ("No tienes células T, ninguna que podamos detectar")?
SEÑORES DIPUTADOS: SEÑORES SENADORES: De los datos que contiene el presente Informe sobre los ramos de la Administración Pública, podría deducirse que, a pesar de la revuelta en mala hora promovida por algunos mexicanos lamentablemente equivocados o perversamente engañados, el país ha continuado hasta principios del año actual en su marcha ascendente hacia el progreso económico e intelectual; pero la verdad es que tal adelanto está comprendido por la situación política que ha venido desarrollándose en estos últimos meses y que requiere, de parte de los Poderes Públicos, de todas las autoridades y de la masa sensata de la Nación, la más viva solicitud y el propósito firme de aplicar pronto, y cada cual en su esfera, los remedios que sean más eficaces.
León.) -¿Qué otro es tirano? -El que manda con autoridad legítima, pero perversamente. El que estando colocado en el mando, prefiere su bien particular al bien general; el que no muestra religión, ni honestidad en sus costumbres, ni verdad en sus dichos, ni magnanimidad en sus acciones, ni observa las leyes, ni administra justicia; en fin, el que por su mal proceder arruina y hace infeliz la república.
Ni la soberbia es vicio del que concede la potestad, sino del alma que perversamente ama su potestad, vilipendiando la potestad más justa del que es más poderoso.
Los cuales, cuanto más son y obran el bien (pues entonces algo hacen), tienen causas eficientes; pero en cuanto faltan, y con esto obran perversamente (pues qué hacen entonces sino vanidades) tienen causas deficientes.
Por cuanto la avaricia no es vicio del oro, sino del hombre que ama perversamente al oro dejando la justicia, que sin comparación se debía anteponer al oro, Ni la lujuria es vicio de los cuerpos hermosos y delicados, sino del alma que apasionadamente ama los deleites corporales, dejando la templanza con que nos acomodamos a objetos espiritualmente más hermosos e incorruptiblemente más suaves.
Si alguno se atreve, aunque vence en efecto a éstos, sin embargo, yerra tanto más disformemente y tanto más perversamente contra la rectitud de la divina palabra cuanto le parece que su opini9′n es más clemente y piadosa.
Sólo falta descubrir los detonantes, es decir, todos los objetos que la cultura ha creado y que con frecuencia manipulan perversamente los medios de difusión de la información y la publicidad.