persecutorio

persecutorio, a

adj. Que implica o tiene relación con la persecución manía persecutoria; régimen persecutorio .

persecutorio, -ria

 
adj. Que persigue o implica persecución.

persecutorio, -ria

(peɾseku'toɾjo, -ɾja)
abreviación
que implica persecución Sufría de manías persecutorias.
Traducciones

persecutorio

persecutorio

persecutorio

ADJ manía persecutoriapersecution complex
trato persecutoriocruel treatment
Ejemplos ?
En el caso de que alguien sea sorprendido en la comisión flagrante de un delito, los proveedores, sus agentes o empleados se limitarán, bajo su responsabilidad, a poner sin demora al presunto infractor a disposición de la autoridad competente, absteniéndose de ejecutar cualquier acto policiaco, ya sea interrogatorio o persecutorio o de otro tipo, y se limitarán bajo su responsabilidad a poner sin demora al presunto infractor a disposición de autoridad competente.
Si se llegan a enterar de alguien que hace lo que normalmente denominamos una “avivada”, por favor, se comunique con las autoridades pertinentes, sin ánimo denunciatorio ni persecutorio, es simplemente que la sociedad necesita tener gestos muy fuertes de confianza de que lo que da realmente le llega a la gente que lo necesita.
Los proveedores, sus agentes o empleados se limitarán, bajo su responsabilidad, a poner sin demora al presunto infractor a disposición de la autoridad competente, absteniéndose de ejecutar cualquier acto parapolicíaco, ya sea interrogatorio, persecutorio o de otro tipo, y se limitarán, bajo su responsabilidad, a poner sin demora al presunto infractor a disposición de la autoridad competente.
Tipo persecutorio: delirio de que la persona (o alguien cercano) está siendo tratado con mala intención: espiado, envenenado, perseguido, etc.
Otro tema común a ambas narraciones es el de la culpa, con un acusado matiz persecutorio, y, muy vinculado a aquél, el de la perverseness (no exactamente la 'perversidad' en castellano), aspecto de la maldad que en Poe aparece revestido de singulares connotaciones masoquistas; una rara especie de justicia poética.
A pesar de que el centro-derecha republicano y la CEDA discrepaban sobre el alcance de la reforma de la Constitución de 1931, a comienzos de julio de 1935 llegaron a un principio de acuerdo y Lerroux presentó en las Cortes un anteproyecto que proponía el cambio o la supresión de 41 artículos: se recortaba el alcance de la autonomía de las «regiones» con aumento de su control por el gobierno central; se abría el camino a la supresión del divorcio; se anulaba la posibilidad de socialización de la propiedad privada; se reformaban los artículos 26 y 27, que eran sobre los que más insistían los cedistas, eliminado gran parte de su contenido «persecutorio» de la Iglesia católica; se establecía un Senado, como segunda cámara de las Cortes.
Los motivos de la masacre principalmente fueron, el trastorno psicológico de Cho (psicopatía con desorden alucinatorio de tipo persecutorio) causado por su dura infancia y su realidad alternativa, realidad en la que se siente poderoso y es esto lo que se observa en los 27 vídeos enviados a la NBC y en el manifiesto, poder que viene razonado mediante causas y motivos retorcidos que no cobran sentido en ningún lugar más que en la mente del propio Cho.
2) Disuadiendo la formación de nuevos carteles. 3) Reduciendo los costos del proceso persecutorio. Gracias a tales beneficios las empresas se inhiben ante la colusión pues es poco probable que las empresas estén dispuestas a entrar a tales carteles donde queden al descubierto y arriesgen algún tipo de sanción.
A Cortés lo acompañaron sus dos hijos mayores, mientras que su mujer, embarazada, y los hijos menores, permanecieron en Jaén, en una casa, alquilada durante los preparativos de la sublevación, situada en un barrio donde la familia no era conocida, para evitar cualquier tipo de acto persecutorio.
Más allá de los alcances precisos de su carácter persecutorio, se podría resumir —en palabras de Gerd Theissen— que la vida del Pablo precristiano se caracterizó por «el orgullo y el celo ostentoso por la Ley».
Aunque se haga esta diferenciación del nivel persecutorio, en los países consecutivos a éstos en la lista también se dan casos importantes de persecución.
El Ministerio incluso monta una campaña para disminuir la credibilidad a Harry Potter, un esfuerzo alimentado en parte por el delirio persecutorio autoinfligido de Fudge y el miedo paranoico de que Albus Dumbledore quiere su puesto.