perpetuamente


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con perpetuamente: perpetuo

perpetuamente

adv. Para siempre, siempre te estaré perpetuamente agradecida. eternamente

perpetuamente

 
adv. m. Perdurablemente, para siempre.
Sinónimos
Traducciones

perpetuamente

ADVperpetually
Ejemplos ?
124. Habrá una alianza ofensiva y defensiva perpetuamente, tanto por tierra como por mar, entre Francia y España. Un tratado especial determinará el contingente con que haya de contribuir, cada una de las dos potencias, en caso de guerra de tierra o de mar.
Así pensaban todas, y entretanto, cada una procedía a su modo y encaraba a su manera la solución de los problemas que agitaban perpetuamente la realidad de una democracia en formación.
Podéis estar bien ciertos que tengo muy presentes las precedentes referencias que hacéis en vuestra citada carta, en orden a lo que importaría a mis intereses el continuar la, a fin de recuperar la monarquía, y aunque las razones que expresáis pudieran hacerme la mayor fuerza, por su gran peso, nada me lo motivaría mayor que el paternal amor y natural cariño que os tengo y mantendré perpetuamente, sin que sea capaz de entibiarle ningún accidente siniestro de la fortuna.
Entiendo en este caso por antagonismo la insociable sociabilidad de los hombres, es decir, su inclinación a formar sociedad que, sin embargo, va unida a una resistencia constante que amenaza perpetuamente con disolverla.
Alcé las murallas desta casa, quité la vista a las ventanas de la calle, doblé las cerraduras de las puertas, púsele torno como a monasterio; desterré perpetuamente della todo aquello que sombra o nombre de varón tuviese.
La República condena a los que oprimen. Derecho de opresión y de explotación vergonzosa y de persecución encarnizada ha usado España perpetuamente sobre Cuba.
Sólo con este pensamiento hecho carne de realidad, podemos hacer de cada punto fronterizo un dique, una muralla y un baluarte inexpugnable, donde se mantenga erguido y ondulando perpetuamente el emblema nacional.
2 de Noviembre de 1570.- Presidente y Oidores de la nuestra Audiencia Real que residen en la Ciudad de San Francisco del Quito de las Provincias del Pirú: Por ciertas escrituras que en el nuestro Consejo de las Indias se han presentado por parte de la Ciudad de Santiago de Guayaquil, ha constado que el Marqués de Cañete nuestro Visorrey que fue de esas provincias, hizo merced a la dicha Ciudad en nuestro nombre de dar facultad para que pudiese proveer persona o personas que residiesen en las casas del Embarcadero y Desembarcadero de la dicha Ciudad, y lo que las tales personas diesen de renta en cada un año fuese para Propios de ella perpetuamente...
El título de Castilla de marqués de Torre-hermosa fué con- cedido á don Juan Fermín Apesteguía y Ibago, acaudalado ve- cino do Lima, el 14 de Abril de 1753, libre perpetuamente del pago de lanzas y medias-anatas, por el virrey conde de Superunda, en virtud de las facultades acordadas á éste por reales cédulas de 30 de Abril y 14 de Septiembre de 1747 y 19 de Julio de 1748.
XX.- Y al veinte, sobre que los descubrimientos de dicho puerto, y beneficio de madera, minas de oro y plata, esmeraldas y otras cosas preciosas, que se descubrieren en la dicha provincia, sean y han de ser perpetuamente de los religiosos de la Orden, y se les den por presentación de Su Majestad para que ahora, ni en tiempo, no se dé los dichos beneficios ni Curatos a Clérigos y Frailes de otras órdenes religiosas y religiones, proveyó su Señoría por parecerle justo el pedimento hecho por dicho Padre Fray Diego de Velasco, que la intención y deseo de Su Señoría es que se haga ansi, y por ahora, y entre tanto que su Majestad no mandare, ni ordenare otra cosa, se cumplirá.
Mujeres y hombres hemos de luchar por esta igualdad racional, armonizadora de la felicidad individual con la felicidad cdlectiva, porque sin ella habrá perpetuamente en el hogar la simiente de la tiranía, el retoño de la esclavitud y la desdicha social.
10.- Prohibiciones especiales para desempeño de puestos públicos.-Las personas contra quienes se hubiera dictado sentencia condenatoria que se encuentre debidamente ejecutoriada, por los delitos de: peculado, abuso de recursos públicos, cohecho, concusión o enriquecimiento ilícito están perpetuamente incapacitados para el desempeño bajo cualquier modalidad de todo cargo, dignidad o función pública.