perisodáctilos

Búsquedas relacionadas con perisodáctilos: solípedo, proboscídeos

perisodáctilos

 
m. pl. zool. Orden de mamíferos que se caracterizan por poseer dedos casi siempre en número impar, con el tercer dedo más desarrollado que los otros. Son mamíferos de gran tamaño, piel gruesa y herbívoros.
paleont. Tipo de fósiles, en América del Norte y Europa, propios del Eoceno.
Ejemplos ?
Los perisodáctilos son macrosmáticos, es decir, predomina el sentido del olfato, con la porción sensorial de la nariz muy desarrollada.
araceratherium (gr. "bestia casi cornuda") es un género extinto de mamíferos perisodáctilos, suborden Ceratomorpha de la familia Hyracodontidae.
Los uintaterios se extinguieron hace aproximadamente unos 37 millones de años sin dejar descendencia, a causa del cambio climático y de la competencia de perisodáctilos como los brontoterios y los rinocerontes.
En la actualidad sólo incluye a los caballos, asnos, cebras (suborden Hippomorpha) y los tapires y los rinocerontes (suborden Ceratomorpha). Los primeros perisodáctilos eran muy similares a los otros ungulados primitivos.
Por otro lado, y a diferencia de los actuales rinocerontes, que son perisodáctilos, el esternón de Uintatherium estaba compuesto de segmentos planos horizontales y no de segmentos comprimidos y verticales.
Las patas desarrollan la condición mesaxónica, es decir, el dedo central (tercero) se hace más grande y los demás se reducen, al mismo tiempo que la región inferior de las extremidades se alarga y la superior se acorta, con reducción de la ulna (cúbito) y la fíbula (peroné). Un rasgo distintivo de los perisodáctilos es la organización del carpo y del tarso.
Otra opción diferente, que sin embargo continuaría significando que los uintaterios eran laurasinterios, es que es estaban relacionados con los pantodontes y tilodontes. Estos formaban parte del orden de los cimolestos, posiblemente un clado hermano de los perisodáctilos.
Los perisodáctilos más primitivos se habían separado muy poco de los condilartros. Hyracotherium, del Eoceno tenía el tamaño de un perro pequeño y se parecía al condilartro Phenacodus; tenía una dentición completa, con premolares trituberculados y molares cuadrados bunodontos con dos crestas transversales.
Los primeros perisodáctilos conocidos datan del Eoceno, aunque posiblemente surgieron en Asia durante el Paleoceno Superior, menos de 10 millones de años después de la extinción masiva del Cretácico-Terciario en la cual se extinguieron los dinosaurios y otros muchos organismos.
El mayor perisodáctilo fue un rinoceronte asiático (Paraceratherium) que, con 11 toneladas, fue más de dos veces mayor que los elefantes actuales. Los perisodáctilos fueron el grupo de grandes mamíferos herbívoros dominante durante el Oligoceno.
A pesar de ello, muchas especies de perisodáctilos sobrevivieron y prosperaron hasta el final del Pleistoceno (hace sólo 10.000 años), cuando no pudieron soportar la presión de los cazadores humanos ni el nuevo hábitat.
Los asnos se clasifican dentro del orden de los perisodáctilos, perteneciendo a la familia de los équidos y a su único género superviviente, Equus al que también pertenecen el caballo (Equus ferus caballus), el onagro o kulán (Equus hemionus), el kiang (Equus kiang) y las cebras.