peripatético

(redireccionado de peripatéticos)
También se encuentra en: Sinónimos.

peripatético, a

1. adj. FILOSOFÍA De la doctrina aristotélica.
2. adj./ s. FILOSOFÍA Que profesa esta doctrina.
3. adj. Que es ridículo y extravagante me pareció un comentario peripatético. grotesco

peripatético, -ca

 
adj.-s. filos. En sentido amplio equivale a aristotélico; en sentido estricto, se aplica a los seguidores inmediatos de Aristóteles.
adj. Relativo a esta filosofía o a sus seguidores. Recibió este nombre porque en la escuela de Aristóteles era costumbre enseñar paseando.
fig.Ridículo o extravagante en sus dictámenes o máximas.

peripatético, -ca

(peɾipa'tetiko, -ka)
abreviación
1. filosofía que está relacionado con la teoría de Aristóteles el pensamiento peripatético
2. que es ridículo o extravagante en sus opiniones un discurso peripatético
Sinónimos

peripatético

, peripatética
adjetivo y sustantivo
adjetivo
3 (medicina) ambulante, ambulatorio.
Traducciones

peripatético

peripatético

peripatético

ADJperipatetic
Ejemplos ?
Concluyamos este punto con la graciosa invectiva de un político moderno, que hallándose en igual empeño de convencer que el libre comercio no exponía a una perjudicial y ruinosa extracción del numerario, dice: "Los sectarios del antiguo sistema mercantil, que sólo aprueban restricciones del trato humano, cuando afectan tener miedo al vacío del dinero, que creen consiguiente a la franca comunicación con los pueblos civilizados, se parecen a la secta de peripatéticos que afectaba tener igual miedo al vacío físico, perdiendo por este vano horror el conocimiento de las leyes de la naturaleza, y estorbando siglos enteros los progresos del espíritu humano.
Lo que atribuye Apuleyo a los demonios, a quienes, sin quitarles la razón, no les concede virtud alguna CAPITULO IV. Lo que sienten los peripatéticos y los estoicos sobre las perturbaciones que suceden en el alma CAPITULO V.
Pero esto mismo te proclamarán de todas las escuelas, peripatéticos, académicos, estoicos, cínicos pues, ¿Quién ha de agradar al pueblo, agradándole la virtud?
Al principio del libro, dice que la Verdad es, en su opinión, cosa distinta de cuanto en el libro trata, y que únicamente lo ha compuesto siguiendo la doctrina de los peripatéticos, pero que quien quiera conocer la Verdad pura, debe leer su Libro sobre la filosofía iluminativa.
Cuando regresó a Atenas fundó el Liceo, donde las lecciones eran impartidas paseando con los discípulos bajo un recinto cubierto (peripatos), razón por la cual recibieron el nombre de peripatéticos.
Del cual, al preguntar a Escaure (cébre gramático romano del tiempo de Adrián Fou) sobre su escuela, respondió: (alusión a la costumbre de los peripatéticos, de enseñar caminando).
Para mover a éstos nos prestarán algo los peripatéticos; éstos nos darán lugares convenientes y ya dispuestos para toda disputa; los académicos, la contienda; Platón, la alteza; Xenofonte, el gusto.
Habia llegado la ceguedad de los escolásticos en estos últimos tiempos á tal estremo, que cuando la nueva luz de la filosofía escitada por Bacon empezó á disipar las sombras del peripato, nuestros fieles peripatéticos se vieron en el caso de aquellos inocentes cristianos de los primeros siglos de la iglesia; los cuales creyendo piadosamente que Dios era un señor infinitamente grande, que se podia ver, oir y palpar; cuando se les quiso hacer entender que no era sino un espíritu puro, lloraban diciendo que les habian quitado su dios, y dádoles un dios duende.
Los que sienten así son los platónicos o aristotélicos, porque Aristóteles fue discípulo de Platón y fundó la secta peripatética; pero otros, como son los estoicos, opinan que de ningún modo padece semejantes pasiones el sabio, aunque de éstos, es decir, los estoicos, prueba Cicerón en los Iibros de finibus bonorum et malorum, que están encontrados con los platónicos y peripatéticos...
Sin duda en desmentir las doctrinas erróneas de Aristóteles, á quien los peripatéticos tenian por inerrable, por venerable, por adorable.
Los que confiesan que son males, como lo confiesa los peripatéticos y los antiguos académicos, cuya secta defiende Varrón, aunque hablan con más acierto, no dejan de tener un maravilloso error; pues en es tos males, aunque sean tan graves que hayan de librarse de ellos con la muerte, dándosela a sí mismo el que lo padece, pretenden que se halla la vida bienaventurada.
De donde se infiere que no reputan por vicios las pasiones cuando recaen en el sabio, con tal que no prevalezcan contra la virtud y esencia del alma, viniendo a ser una misma la sentencia de los peripatéticos, y aun también la de los platónicos y la de los estoicos, a no ser que, como dice Tulio, ya es costumbre antigua el debatir los griegos sobre el nombre y modo de decir, siendo más aficionados a altercar que a saber la verdad.