perfusión


También se encuentra en: Sinónimos.

perfusión

1. s. f. Baño o untura con alguna sustancia.
2. MEDICINA Introducción lenta y continuada de una sustancia medicamentosa o de sangre en un organismo u órgano le aplicaron una perfusión intravenosa de suero.
3. FISIOLOGÍA Volumen de sangre que circula por un órgano durante determinado período de tiempo.

perfusión

 
f. Baño, untura.
med. Administración intravenosa o en el interior de un órgano o cavidad, de una solución medicamentosa con fines diagnósticos o terapéuticos.
Traducciones

perfusión

perfusion

perfusión

perfusione

perfusión

f perfusion
Ejemplos ?
- Choque (Colapso) El estado de choque es una insuficiencia circulatoria asociada a la pérdida generalizada de perfusión (circulación) tisular.
Cuanto mayor y más rápida sea la pérdida de sangre, más severos serán los síntomas del shock. Ansiedad, inquietud, o estado mental alterado debido a baja perfusión cerebral y consiguiente hipoxia.
Las lesiones cardíacas primarias o secundarias, como la hipertensión arterial descontrolada o una miocardiopatía, entre muchas otras etiologías, aumenta la carga hemodinámica, activando sistemas que reducen la perfusión sistémica.
Adicionalmente, el aumento en la presión en el territorio venocapilar pulmonar trae como consecuencia el paso de líquido y células al espacio alveolar empeorando la relación ventilación-perfusión.
Respiraciones rápidas por estimulación del sistema nervioso simpático y acidosis Hipotermia Sed y boca seca por falta de líquidos Fatiga por falta de oxigenación Piel fría, especialmente extremidades, por insuficiente perfusión Mirada distraída El choque hipovolémico es consecuencia de pérdidas de líquidos internos o externos por la disminución de la masa de hematíes y de plasma sanguíneo por hemorragia o por la pérdida de volumen plasmático como consecuencia del secuestro de líquido en el espacio extravascular o de pérdidas digestivas, urinarias o pérdidas insensibles.
Sin sangre y fluidos de reanimación y/o corrección de la patología subyacente que causa la hemorragia, disminuye la perfusión cardiaca y se instala sin demora una insuficiencia multi-orgánica.
La dosis habitual en inducción anestésica es de 0,3 mg/Kg, aunque dosis menores pueden ser útiles en procedimientos cortos y poco agresivos. Se desaconseja la perfusión continua.
Estos intrincados mecanismos son eficaces en el mantenimiento de la perfusión de órganos vitales ante una grave pérdida de sangre.
La hipoxemia arterial con frecuencia es causada por la alteración de la función pulmonar (hipoventilación alveolar, alteraciones de la ventilación-perfusión, trastornos de difusión de oxígeno) o por la existencia de cortocircuitos o shunt intracardíacos derecha-izquierda (defectos septales cardíacos), entre los grandes vasos (conducto arterioso) o en los pulmones.
Después de introducir uno o más de este tipo de compuestos en el tejido por perfusión, inyección o expresión génica, la distribución unidimensional o bidimensional de la actividad eléctrica puede ser observada y registrada.
Dentro de este último grupo, está la perfusión regional aislada, la infusión intraarterial, y diferentes técnicas intermedias con un mayor o menor aislamiento de la circulación sanguínea regional a tratar.
Para buscarlo ordena una gammagrafía y nivel de perfusión (el proceso de intercambio gaseoso a través de la barrera alvéolo capilar).