perfumista

perfumista

s. m. y f. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que se dedica a la preparación o venta de perfumes. perfumero

perfumista

 
com. Persona que prepara o vende perfumes.

perfumista

(peɾfu'mista)
sustantivo
persona cuyo oficio es preparar o comerciar con perfumes la tienda del perfumista
Traducciones

perfumista

Parfümeur

perfumista

perfumer

perfumista

profumiere

perfumista

A. ADJ [empresa] → perfumery
B. SMFperfumer
Ejemplos ?
Eclesiastés 10 1 LAS moscas muertas hacen heder y dar mal olor el perfume del perfumista: así una pequeña locura, al estimado por sabiduría y honra.
Las flores del aire blancas, en cantidad infinita, formando figuras regulares y festones, ocupaban los espacios dejados en las paredes por las puertas y las ventanas y perfumaban el aire con esa fragancia tan exquisita como pasajera que todavía no sabe imitar el arte del destilador ni del perfumista.
El inmueble actual es de 1867, fecha en la cual fue reconstruido. En 1927, el perfumista Roger&Gallet hizo aquí el escaparate de su tienda en cemento Lap.
Martin le revela que, efectivamente, él es un famoso perfumista que trabajaba para la compañía de cosméticos de su esposa, la multimillonaria Jessie Coutances, pero que un día, ya cansado de trabajar para ellos, literalmente huyó de allí para luego viajar a Venezuela para rehacer su vida bajo otro nombre.
leto Marcelino Peña, (Birongo, Miranda (estado), Venezuela, 27 de abril de 1916) – fue un cazador furtivo (Caza furtiva), espeleólogo y perfumista venezolano.
Trumper, popularmente llamado simplemente Trumper o Trumper's, es una barbería tradicional y perfumista para cabelleros con sede en Londres.
Marcelino Peña es uno de los perfumista independientes, y ya propietario de muchos de los nombres creados para identificar a todas las esencias elaboradas por él mismo desde hace muchos años atrás.
Hay nombres que remplazó por otros, porque cuando sus estrategias se alejaron de las fragancias, entonces se vio en la obligación en discutir y en convencer a sus propios clientes, y por lo general muchos de esos convencimientos no ha sido nada fácil o nada favorable, cuando se les daba una fragancia por otra fragancia. Marcelino siempre ambicionó como perfumista en tener una perfumería llena de arte y muy bien equipada.
Así, el Pseudo-Mateo especifica el sacrificio realizado como pago de la ceremonia, y en el Evangelio árabe de la infancia -un evangelio apócrifo muy tardío- se narra cómo tras la circuncisión del niño Jesús, la matrona de María guardó el prepucio en una jarra de alabastro llena de nardos, un conservante, y se la dio a su hijo, perfumista de profesión pidiéndole que guardase bien la jarra y no la vendiese aunque le ofrecieran trescientos denarios.
Cuando el maestro Marcelino peña perfumista al frente de su órgano, o material de trabajo artístico en la elaboración de unas fragancias, lo lleva a cabo mezclando con los extractos frescos, muy naturales y comprensibles, luego en donde se complementan con fragancias de otros nombres ya elaboradas, de hecho fue el verdadero reto en mantener una perfumería por décadas.
La convivencia de ambos en la isla sigue tirante y, mientras Martin está construyendo un nuevo barco, Nelly se va a vivir a una choza contigua a la casa de éste hasta que ella encuentra accidentalmente un recorte de prensa el cual dice que Martin recibió un importante galardón como perfumista y, luego de otra discusión, él la golpea con una piña en la cabeza pero luego la hace volver en sí y ambos terminan reconciliándose y pasando la noche juntos.
Mark, quien es una detective privado que ha estado espiando al empleado desertor, ya que la empresa está pasando por un bache económico y necesita urgentemente al perfumista para solventar ese problema.