perezoso

(redireccionado de perezosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

perezoso, a

1. adj./ s. Que tiene pereza es tan perezoso que estaría todo el día tumbado sin hacer nada. holgazán, vago
2. Que se mueve con lentitud. lento, tardo
3. Que se levanta tarde de la cama o con desagrado porque le gusta mucho dormir. dormilón
4. s. m. ZOOLOGÍA Mamífero desdentado, de cabeza redonda, pelaje largo y áspero de color pardo, con las uñas largas y encorvadas, movimientos lentos y pesados, y que vive en los árboles.
NOTA: Nombre científico: (Bradypus y Choloepus.)

perezoso, -sa

 
adj.-s. Que tiene o muestra pereza.
Que por pereza se levanta tarde de la cama.
m. zool. Nombre común de varios mamíferos maldentados de los géneros Bradypus y Choloepus, de América del Sur y Central, cuyos movimientos son extraordinariamente lentos.

perezoso, -sa

(peɾe'θoso, -sa)
abreviación
1. persona que tiene poca disposición para hacer algo Mi esposa es perezosa para hacer la limpieza de la casa.
2. característica que implica o denota pereza languidez perezosa
Sinónimos

perezoso

sustantivo masculino

perezoso

, perezosa
adjetivo y sustantivo
Traducciones

perezoso

faul, Faultier

perezoso

paresseux

perezoso

líný

perezoso

doven

perezoso

laiska

perezoso

lijen

perezoso

怠惰な

perezoso

게으른

perezoso

lui

perezoso

doven

perezoso

leniwy

perezoso

preguiçoso

perezoso

lat

perezoso

ขี้เกียจ

perezoso

tembel

perezoso

lười biếng

perezoso

懒惰的

perezoso

мързелив

perezoso

/a
A. ADJlazy
B. SM/F (= vago) → idler, lazybones
C. SM
1. (Zool) → sloth
2. (Caribe, Méx) (= imperdible) → safety pin
Ejemplos ?
¡Ay triste de quien llora Y en soledad amarga Los perezosos dias Numera con afan, Y puede solamente De su existencia larga Temer los venideros Llorar los que se van!
Yo llamaré varón fuerte aquel a quien no rinden las guerras, ni le atemorizan las levantadas armas de su enemigo; y no daré este apellido al que entre perezosos pueblos goza descansado ocio.
Junto a mi cama estaban, a un lado, Peyrehorade en bata, y, al otro, un criado enviado por su mujer, con un taza de chocolate en la mano. – ¡Vamos, arriba parisino! ¡Éstos son los perezosos de la capital! –decía mi anfitrión mientras yo me vestía a toda prisa–.
Arrastrado por el vértigo de una vida mundana, disipada, la mayor parte de las veces no vigilaba lo bastante, no se consagraba como era debido a su labor. La fortuna huye de los distraídos y de los perezosos.
Estos cubanos afeminados tuvieron una vez valor bastante para llevar al brazo una semana, cara a cara de un gobierno despótico, el luto de Lincoln. Los cubanos, dice The Manufacturer, tienen "aversión a todo esfuerzo", "no se saben valer", "son perezosos.
Añade también los que no desisten de ser livianos por dejar de ser inconstantes, sino que por ser perezosos viven, no como desean, sino como comenzaron.
También se veían no pocos Pronombres representando a sus amos, que se quedaron en cama por enfermos o perezosos, y estos Pronombres formaban en la línea de los Sustantivos como si de tales hubieran categoría.
Y le administraba dos latigazos en la espalda con el tirapié. Llamaba a todos perezosos, sin embargo de que él no trabajaba gran cosa, pues no estaba dos minutos parado en un mismo sitio.
Tenían exclusivamente capacidad para el sufrimiento, éste era un mundo de gente fatigada, fantasmas apenas despiertos que apestaban a tierra con su grávida somnolencia, como en las primeras edades los monstruos perezosos y gigantescos.
Negando lo que te pido, siete días ha que sólo agua de lágrimas bebo y pan de dolores como. Duros abrojos tres veces castigan mis perezosos miembros: tan estéril tierra ¿qué ha de tener sino abrojos?
" Estos "perezosos" que "no se saben valer", llegaron aquí hace veinte años con las manos vacías, salvo pocas excepciones; lucharon contra el clima; dominaron la lengua extranjera; vivieron de su trabajo honrado, algunos en holgura, unos cuantos ricos, rara vez en la miseria; compraron o construyeron sus hogares; crearon familias y fortunas; gustaban del lujo, y trabajaban para él: no se les veía con frecuencia en las sendas oscuras de la vida: independientes, y bastándose a sí propios, no temían la competencia en aptitudes ni en actividad: miles se han vuelto a morir en su hogares: miles permanecen donde en las durezas de la vida han acabado por triunfar, sin la ayuda del idioma amigo, la comunidad religiosa ni la simpatía de raza.
La nona: tres causas principales son porque nos hallamos desolados: la primera es por ser tibios, perezosos o negligentes en nuestros exercicios spirituales...