perennemente


También se encuentra en: Sinónimos.

perennemente

adv. De continuo, sin cesar estoy perennemente disgustado con mi hijo.
Traducciones

perennemente

perennemente

perennemente

ADVconstantly
Ejemplos ?
Esta historia se cuenta en el drama Vikramá-uruashíiam de Kalidasa (siglo V). Ella es perennemente joven e infinitamente encantadora, pero siempre difícil de alcanzar.
Escasamente poblado, destaca por su paisaje natural de lagos de hielo derretido y montañas perennemente nevadas, entre las que se encuentran muchas de las más altas de Canadá.
Los barcos estadounidenses llevaban mercancías a las misiones de la Alta California a cambio de granos, carne y pieles de nutria marina de California. El grano, la carne de res, y demás provisiones se llevaban a Sitka, que estaba perennemente desabastecida de alimentos.
Estando perennemente entre los atacados, tenía forzosamente que contraer el mal, pero el mal terrible, mortífero, implacable.» Así, en el ejercicio de ese deber falleció el 19 de abril de 1871, «en medio de los horrores de la batalla», uno de los 900 muertos habidos en la parroquía del Socorro desde el 21 de febrero, día en que se produjo la primera defunción, hasta el 6 de mayo, en que se registró el último caso en ese barrio.
El esclavo que trabajaba en el campo vivía perennemente amagado del látigo y el grillete, y el que lograba la buena suerte de residir en la ciudad tenía también, como otra espada de Damocles, suspendida sobre su cabeza la amenaza de que al primer renuncio se abrirían para él las puertas de hierro de un amasijo.
Mas a pesar de ello, la violencia del trabajo creador de Vigotski y de Bajtín se ha impuesto en el mundo. La grandeza no pude enjaularse perennemente en el anonimato.
para no odiar perennemente; nunca putañero, solamente cuando amo cojo y jamás humillando a mi pareja escondiéndonos en los moteles como ratas, sino en el vasto imperio de mi cama; jamás pendenciero, temprano en el estudio me recojo y me pongo a platicar con tantos muertos que jamás murieron hasta fundirme a sus pensares viejos.
Si Cotrina no hubiese sido candidato por Calca; si Macedo no le hubiese echado bala a su casa; si Cotrina no hubiese asaltado a Macedo en la Plaza de Armas de Calca; si Macedo no le hubiese entablado juicio criminal; si el Juez no hubiese sido amigo de Cotrina; si Macedo no hubiese acusado al Juez; si el Juez no hubiese sido amante de la señora de Huamán, a quien pretendía el sub-prefecto, y si Cotrina no hubiese sido pierolista, yo no estaría ahora, sentado en un alto banquillo delante de un libro inmenso, copiando los decretos del señor Bedregal, rubricados por S. E., en un cuarto a medias oscuro, por el cual tengo la mística visión de las torres de la catedral, perennemente.
A usted, que ostenta el cargo de mayor responsabilidad en el país, a sus inmediatos colaboradores, al Poder Judicial, a nosotros los legisladores, que desde la esfera de nuestras atribuciones compartimos con entereza la tarea común, y al pueblo de México, titular legítimo de la soberanía nacional y árbitro supremo de nuestro destino, habrá de correspondernos, conjuntamente, una grave e indeclinable responsabilidad: contribuir con nuestro esfuerzo, con nuestro patriotismo y con nuestra voluntad, a hacer de la patria actual, la patria que soñamos, una patria libre, grande y poderosa, apoyada en las cualidades y no en los errores del pasado, dispuesta a superar los peligros del presente y abierta, perennemente abierta, a las posibilidades inmensas del porvenir.
Como el ruido del mar, como el del viento, como el de un manantial de agua corriente, como el canto del ave, como el lento son de la lluvia o de la espuma hirviente, tenaz, sonoro, musical mi acento se exhala de mi ser perennemente; pero como esos ecos del vacío, es un son fútil el acento mío.
Bajo la bóveda de la puerta, a la izquierda se fija la vista en una cabeza del Señor, puesta en una capilla de mármol, ante la cual arde perennemente una lámpara.
Tratábase de una mujer afable, expansiva; vestida siempre de trajes claros, con flores perennemente en los negros cabellos y sobre el pecho exuberante; alta, nerviosa, esbelta, morena y seductora.