Ejemplos ?
M., y la llave desta cibdad de Sanctiago, que es la puerta para entrar en la tierra, y porque ésta no se me cerrase para el efecto de mi deseo, han sido en demasiados trabajos que he tenido hasta aquí y gastos que he hecho en la sustentación de todo, sin haber habido ningund provecho particular; y ha sido Dios servido que torne a los ya pasados de nuevo, y para no perder tiempo en lo de adelante y que la gente que ahora traje comigo no destruya esta cibdad, que tanto importa, y quede segura con mi salida y el camino abierto, como llegué a ella, día de Corpus Christi, presentadas las provisiones Reales en Cabildo, las recibieron, y a mí por virtud dellas por gobernador y Capitán General de V.
La mujer dejó caer pesadamente la bestia muerta junto al tratante de esclavos. Sin perder tiempo, le despojé de su turbante, y con la larga tira de muselina lo amarré de pies y manos.
No hubo César entrado en el tribunal, cuando le rodearon todos con achaque de negocios fingidos. No habían entrado ellos a perder tiempo, sino a quitárselo a César y gozarle.
Este hecho, si no motivó precisamente en el ánimo de Artigas la resolución de reunir a los “ Pueblos Libres ” para deliberar sobre objetos de interés común, determinó con certeza el adelanto de lo ya por él meditado y acariciado. ¡No había que perder tiempo!
TODOS (A una voz.) ¡Viva! (Se abrazan soldados y paisanos.) MARCOS Compañero: no hay que perder tiempo. La hora de la libertad de los esclavos ha sonado.
No hacía más que ir de casa a la Biblioteca, de la. Biblioteca a casa, siempre corriendo por no perder tiempo, tropezando con transeúntes, faroles y esquinas.
-¡Aquí, Peggotty! -gritó miss Betsey abriendo la puerta- Traiga usted té; su señora no se encuentra bien; conque ¡a no perder tiempo!
En fin, por vez primera, Rusia se ve forzada a importar cereales, en lugar de exportarlos. Por tanto, no hay que perder tiempo. Hay que poner fin a eso.
-exclamó Colás, simulando espanto-. ¡Todavía está aquí! ¡Echémoslo al río sin perder tiempo, que se ahogue! -¡Oh, no, no! -suplicó el sacristán-.
- dijo el otro, y, sin perder tiempo, volvió a su casa, mató a hachazos sus cuatro caballos y, después de desollarlos, marchóse con las pieles a la ciudad.
¿Son o no son probables? En caso negativo, no hay para qué perder tiempo en tomarlos en cuenta, pero sería imprudente proceder así en el caso contrario.
97 Sin interrogación en C. 168 CELESTINA Pues lo que hablaros quería, después contároslo puedo, y en lo que se debe hacer no se debe perder tiempo.