perder la esperanza

Traducciones

perder la esperanza

despair
Ejemplos ?
¡que me olvide! Mi desdicha no debe encadenarlo. No le digas nunca la causa, pero hazle perder la esperanza. Me creerá variable, ingrata...
Aunque muy de veras lo deseábamos, conociendo él y yo que el casamiento no podía ser, nos habíamos resignado sin perder la esperanza de que viniesen para nosotros mejores días y de que nos fuese más propicia la fortuna.
Pero de la enmienda aún de algunos de éstos con más razón no debemos perder la esperanza, pues entre los mismos enemigos declarados vemos que hay encubiertos algunos amigos predestinados sin que ellos mismos lo conozcan; porque estas’ dos ciudades en este siglo andan confusas y entre sf mezcladas, hasta que se distinga en el juicio final, de cuyo nacimiento, progresos y fin, con el favor de Dios, diré lo que me pareciere a propósito para mayor gloria de la Ciudad de Dios, la cual campeará mucho más cotejada con sus contrarios.
Por lo contrario, si consigo atribuir a motivos distintos, y que no pueda alcanzarme el veto opuesto a ambos por las altas esferas oficiales, no tendré por qué perder la esperanza de ser nombrado.
Hubo alusiones embozadas a lo de la secretaría; y tanto pudo el miedo a perder la esperanza del destino, que el chico de Miranda, tuvo que obligarse a sustituir (terrible vocablo para él) los versos que faltaban con un discurso improvisado de los que él sabía pronunciar tan ricamente como cualquiera.
Katara se encuentra nuevamente tratando de curar a Aang y dice que solamente deben continuar peleando y no perder la esperanza que muy pronto el Avatar regresará.
A pesar de perder la esperanza de vivir, cree que si ella muere no habrá nadie que visite la tumba de su familia, por lo que decide vivir en compañía de una gran soledad y tristeza.: Seiyū: Rina Mogami: Seiyū: Keiko Takeshita: Seiyū: Tamaki Oka: Seiyū: Yasuyoshi Hara: Seiyū: Hiroshi Kamiya: Seiyū: Jun Fukuyama: Seiyū: Taeko Kawata: Seiyū: Nagisa Adaniya: Seiyū: Ken Takeuchi Director: Setsuko Shibuichi.
Cuando Sarah empieza a perder la esperanza, Ronnie aparece, pero en lugar de asustarse, ella siente simpatía por él hasta que confiesa que asesinó a una niña.
De su obra, se extrae que sus poemas transmiten un mensaje positivo y en donde el poeta hace un llamado a no perder la esperanza, a pesar de las adversidades.
A pesar de que incita a Penny a tener fe y no perder la esperanza, él tiene sus dudas sobre si los ratoncitos podrán rescatar a la niña.
La historia debía terminar tras la muerte de Angelina en un accidente, con Gustavo y Lucecita felizmente casados con su hija, pero debido al éxito, Fiallo escribió un alargue en el que Gustavo queda amnésico tras el accidente y Mirtha, la enfermera de Angelina, que había estado enamorada de él en silencio, se lo lleva del país junto a la niña haciéndole creer que ella es su esposa, mientras que Lucecita, sin perder la esperanza de encontrar algún día a su hija y a su esposo, entra a servir a casa de la familia Aldama, unos millonarios desdichados que consiguen recuperar la felicidad gracias a Lucecita.
Por eso, luego de enviar al Quartetto de regreso a Tokio de Cristal; Sailor Cosmos decide volver también ella a su propio tiempo, para continuar luchando sin perder la esperanza.