Ejemplos ?
Atardecía, pero ellos permanecían con el pensamiento fijo en otros climas, a la sombra de las camareras, apoyados en la pasarela blanca.
Lo único que le sucedía a Esperanza, la del pelo castaño y la carita de cera, es que se acordaba siempre, siempre, de aquel mozo que marchó a América a hacerse rico, y que ya no escribió más ni mandó otra noticia de sí; y con este pensamiento fijo y clavado como un puñal, ni comía, ni dormía, ni tenía ganas de seguir viviendo.
Treinta años pasó en la oscuridad de un roñoso tugurio, sin aire, sin descanso, sin libertad y mal alimentado, con el pensamiento fijo constantemente en el norte de sus anhelos.
Vallanzasca acabó de esta forma en la cárcel, inicialmente en San Vittore. Cuatro años y el pensamiento fijo de cómo evadirse. Durante su estancia no tuvo un comportamiento de preso modelo.
Su pensamiento fijo, el motivo verdadero de sus misteriosas expediciones, es pisar los pasos a las mujeres encintas, acechar los partos...
El 5 de septiembre de 1874 fue detenido y conducido como bandolero, junto a su padre y hermanos Elias y Plácido por lo que permanecen largos meses en prisión Todo esto daba lugar a que la familia viviera en contantes angustias y sobresaltos, sufriendo a la vez privaciones mayores y con el pensamiento fijo en el porvenir de la patria.