penoso

(redireccionado de penosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

penoso, a

1. adj. Que causa pena o aflicción de la guerra llegaban penosas imágenes; vive en una situación penosa. angustioso alegre
2. Que implica mucho esfuerzo o penalidades me han concedido un trabajo penoso; la ascensión del pico fue muy penosa . fatigoso, laborioso fácil
3. Que es muy malo hoy hace un día penoso para ir a la playa. bueno
4. Que está muy mal hecho nadie te pagará un cuadro tan penoso. correcto
5. Méx. Que es muy tímido o se avergüenza con facilidad.

penoso, -sa

 
adj. Trabajoso; que causa pena o tiene gran dificultad.
Que padece una aflicción o pena.

penoso, -sa

(pe'noso, -sa)
abreviación
1. alegre que produce tristeza Ver a la viuda llorando me resultó muy penoso.
2. que exige mucho esfuerzo trabajo penoso
3. que es lamentable o patético Con ese aspecto deplorable daba una imagen penosa.
4. que es muy tímido o se avergüenza con facilidad El joven penoso que no se atrevió a dirigirle la palabra a la dama.
Traducciones

penoso

mühsam

penoso

bolesny

penoso

痛苦

penoso

痛苦

penoso

smertefuld

penoso

כואב

penoso

고통스러운

penoso

smärtsam

penoso

เจ็บปวด

penoso

ADJ
1. (= doloroso) → painful
me veo en la penosa obligación de comunicarles queI regret to have to inform you that ...
2. (= difícil) [tarea] → arduous, laborious; [viaje] → gruelling, grueling (EEUU)
3. (= lamentable) → pitiful
fue un espectáculo penosoit was a sorry o pitiful sight
era penoso ver la casa en ese estadothe house was a sorry o pitiful sight, it was pitiful to see the house in such a state
4. (Andes, Méx) (= tímido) → shy, timid
5. (Andes, Méx) (= embarazoso) → embarrassing
Ejemplos ?
Pero no, señor, los labradores de nuestras campañas no endulzan las fatigas de sus útiles trabajos con los honores que la benignidad del monarca les dispensa; el sudor de su rostro produce un pan que no excita la gratitud de los que alimenta; y olvidada su dignidad e importancia viven condenados a pasar en la obscuridad los momentos que descansan de sus penosas labores.
utor: Carta dirigida a: Mi amadísimo padre, Gracias a Dios que después de tantos trabajos y tan penosas demoras puedo asegurar a Ud.
Esta melodía de las esquilas de los ganados que en tu orgulloso hastío desdeñas, despertará en tu ánimo penosas ansias, si suena para ti en tierra extranjera.
Con este motivo, me he enterado de todos sus asuntos y hecho entrega del dinero que poseía, para que yo corra con los cuidados relativos al entierro, lutos y demás, como tutor de usted, que me ha nombrado privadamente, y para librarla de penosas atenciones en los primeros días de su dolor...
Fundaron entonces el viejo villorio de Schwyz; largos días de penosas labores emplearon en arrancar las raíces de los árboles que hasta allí extendían.
El domicilio abandonado, el solar o la finca que habían incorporado a su patrimonio, después de largas y penosas fatigas, estaba destrozada por el paso de las hordas peruanas.
11.º Para venir del Colorado al Rio Negro es menester, inmediato al Arroyo Hondo, esperar viento al propósito para hacer esta navegacion, particularmente si es por el invierno, cuando los dias son cortos, los temporales muchos, y las noches penosas, largas y arriesgadas en estos.
Las travesías sobre las lomas ó Pichi-Huincul, son muy penosas, sobre todo, en el lado Norte, la del Negro Muerto, y en el Sur la que se extiende desde Choleachel á Chelforo y desde Chinchinal hasta el Limay.
Ahora las mujeres casadas no tienen responsabilidades de trabajo doméstico, sabe, y un marido no es un bebé al que haya que cuidar." "El que requiriésemos tanta faena de las mujeres, se consideraba una de las cosas más penosas que caracterizaba nuestra civilización," dije; "pero me parece a mi que ustedes consiguen más de ellas que lo que conseguimos nosotros." El Dr.
—Debido a las dos causas que acabo de explicar, tomé mi partido, señores, y como la Fournier me ofrecía mejor alojamiento, una mesa mejor servida, partidas de placer más caras aunque más penosas, y siempre partes iguales en los beneficios, sin ningún recorte, me decidí inmediatamente.
En las ferias de Guinea nos compráis, como si fuéramos acémilas, para forzarnos á que trabajemos en no sé qué faenas tan penosas como ridiculas; á vergajazos nos haceis horadar los montes para sacar una especie de polvo amarillo que para nada es bueno, y que no vale, ni con mucha, un cebollino de Egipto.
Cinco varones y dos mujeres, todos mayores de edad, de poca instrucción, pero de algún sentido común; regularmente unidos entre sí; sin quererse hasta el sacrificio dispuestos a cuartearse unos a otros para salir de un mal paso, y hacerse menos penosas las ásperas sendas de la vida.