peneano

peneano, a

adj. ANATOMÍA Del pene.
Traducciones

peneano -na

adj penile
Ejemplos ?
Dependiendo de su origen y naturaleza, podemos distinguir dos tipos, tanto en hombres como mujeres: Peneano (masculino) o clitoriano (femenino): es producido desde las terminaciones nerviosas del glande en el hombre y en el clítoris en la mujer.
Este hueso les permite a estos animales la penetración en ausencia de erección. En latín se llamaba baculum (vara), os penis (hueso peneano) y os príapi (hueso de Príapo).
El texto bíblico explicaría la pérdida de ese hueso en el hombre con el mito de la costilla de Adán. El hueso peneano está más asociado con la paternidad que una costilla.
Además existen otras formaciones óseas como los huesos del aparato hioides (sostén de la lengua), del oído medio, el hueso peneano de algunos carnívoros e incluso los huesos cardíacos de algunos bóvidos en los que osifica el cartílago cardíaco.
Aunque el porcentaje de corrección de la curvatura es elevado, su principal inconveniente es el acortamiento peneano y la disfunción eréctil que aparece en un porcentaje de estos individuos.
El pene normalmente tiene un hueso peneano y los testículos pueden estar situados dentro de la cavidad abdominal o en su parte exterior; algunas especies presentan un descenso estacional de los testículos.
Zoosemiótica Otoño Báculo (hueso peneano) Principio del handicap Origen de las lenguas Teoría de la señalización Juego de señalización Consumo ostentoso Dramaturgia social Ornamentos sexuales múltiples Barrett L, Dunbar R, Lycett J (2002) Human evolutionary psychology.
El sildenafilo aumenta la concentración del GMP cíclico, que se produce en el pene durante la actividad sexual y que incrementa el flujo sanguíneo. Así, el sildenafilo eleva el flujo peneano de forma natural, de modo que la estimulación sexual causa erección.
Es solo en casos muy excepcionales de hombres macrofalosómicos que sí se la puede llegar a considerar como una enfermedad por sí misma cuando el individuo en cuestión, siendo ya un hombre adulto —no adolescente— sigue presentando un lento y progresivo crecimiento del pene a lo largo del tiempo, pero en estos casos muy particulares, el crecimiento peneano pospubertad no se debe de ningún modo a causas genéticas, sino más bien esto obedece a un desorden de carácter hormonal, ubicado a nivel de la glándula Hipófisis, la cual es responsable —entre otras cosas— de controlar el crecimiento de cada una de las partes del cuerpo.
Recordemos que el crecimiento del pene y del cuerpo en general cesa al finalizar la adolescencia; esto es, en los varones, aproximadamente entre los 18 y 20 años de edad; cualquier crecimiento peneano que se produzca más allá de éste período de tiempo se considera ya como anómalo y debe ser atendido por los especialistas médicos pertinentes, valga decir, sexólogos o endocrinólogos.
El pene es de forma casi cilíndrica y está cubierto de pequeñas espinas, y tiene dos pares de espinas más grandes a ambos lados. Los machos tienen un báculo (hueso peneano) relativamente pequeño en proporción a su tamaño corporal.
El pene del macho tiene en su interior una formación ósea conocida como hueso peneano o báculo, el cual tiene la función de facilitar la penetración inicial en la hembra, además de mantener la rigidez previa a la erección completa.