penacho

(redireccionado de penachos)
También se encuentra en: Sinónimos.

penacho

(Del ital. pennacchio.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Grupo de plumas que tienen algunas aves en la parte superior de la cabeza la cacatúa tiene un penacho vistoso.
2. INDUMENTARIA Y MODA Adorno de plumas que se pone en la cabeza de animales o personas o en los tocados y sombreros el sombrero de los guardias reales tenía un vistoso penacho.
3. Lo que tiene una forma parecida a la de este grupo de plumas.
4. Actitud del que está convencido de su valía o belleza y presume de ella. orgullo, presunción
5. ECOLOGÍA, INDUSTRIA Masa de aire sobresaturado de vapor de agua, que suele contener contaminantes, vertida a la atmósfera por una chimenea.

penacho

 
m. Adorno de plumas que sobresale en los cascos o morriones, en las caballerías engalanadas, etc.
fig.Lo que tiene forma de tal.
Vanidad, presunción, soberbia.

penacho

(pe'naʧo)
sustantivo masculino
1. conjunto de plumas levantado de la parte superior de la cabeza de algunas aves el penacho del pájaro carpintero
2. mechón de pelo que sobresale de la cabeza u orejas de ciertos animales Ciertas razas de perros tienen penachos en las orejas.
3. mechón de plumas usado de adorno en cascos, morriones o tocados El yelmo de la armadura tiene un penacho rojo.
Sinónimos

penacho

sustantivo masculino
Traducciones

penacho

Plume

penacho

panache

penacho

шлейфа

penacho

pluim

penacho

Pióropusz

penacho

プルーム

penacho

SM
1. (Orn) → tuft, crest
2. [de casco, sombrero] → plume
3. (= orgullo) → pride, arrogance
4. [de humo] → plume
Ejemplos ?
II Sobre el jardín deshoja el mediodía su guirnalda de púrpura y de oro, mientras eleva el surtidor sonoro sus penachos de viva pedrería.
Pero los mexicanos solamente observan, por sobre la banda azul gris del mar, los pequeños penachos negros que lentamente dibujan grandes ochos.
Un manto de nieve cubría en torno la tierra y coronaba a trechos con blancos penachos las erguidas y sombrías copas de robles, abetos y pinos.
Y aunque honor de príncipe se le debiera rendir, no habrá para el difunto fastuosidades, corazas, penachos, sables relucientes, músicas vibradoras ni desfiles marciales.
Él dice la lucha, la herida venganza, las ásperas crines, los rudos penachos, la pica, la lanza, la sangre que riega de heroicos carmines la tierra; los negros mastines que azuza la muerte, que rige la guerra.
En los otros, que hermosean reposteros y damascos, los grandes, con sus señoras y los nobles cortesanos, ostentan soberbias galas, terciopelos y penachos; las damas y caballeros llenan los segundos altos, y de fiesta gran gentío los barandales y andamios, jardín do a impulso del viento ondean colores varios.
Pero las ruinas más bellas de México no están por allí, sino por donde vivieron los mayas, que eran gente guerrera y de mucho poder, y recibían de los pueblos del mar visitas y embajadores.De los mayas de Oaxaca es la ciudad célebre de Palenque, con su palacio de muros fuertes cubiertos de piedras talladas, que figuran hombres de cabeza de pico con la boca muy hacia afuera, vestidos de trajes de gran ornamento, y la cabeza con penachos de plumas.
¡Viva el rey, viva la Patria, y viva la Religión!» Y aparecen los guerreros del Guadalquivir preclaro, sin pomposos atavíos, sin voladores penachos, la justicia de su parte y la razón de su bando, con Dios en los corazones y con el hierro en las manos.
Le daban regalos especiales: mantas de algodón preciosamente bordadas donde se veían flores, mariposas y pajarillos; penachos de finísimas plumas de quetzal y guacamayo; collares y aretes de perlas; brazaletes de oro adornados con jade.
Visto así desde arriba, todo el paisaje tenía el aire inmóvil de una pintura; los barcos anclados se amontonaban en un rincón; el río redondeaba su curva al pie de las colinas verdes, y las islas, de forma oblonga, parecían sobre el agua grandes peces negros parados. Las chimeneas de las fábricas lanzaban inmensos penachos oscuros que levantaban el vuelo por su extremo.
Allí armaduras se bruñen, aquí se bordan gualdrapas, acá se recaman vestes, allá se templan espadas. Las banderas y penachos, los pendoncillos y lanzas, las enseñas y divisas forman espesa enramada.
Y vestidos de blanco y adornados con brillantes penachos de floridos plumajes, adoraban a la naturaleza toda, nuestra reverenda madrecita, águila y serpiente a la vez, sol y tierra, TONANTZIN-NONANTZIN.