peinador

peinador, a

1. adj./ s. Que peina.
2. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Toalla o trozo de tela que se ajusta al cuello del que se peina o afeita el barbero le puso un peinador sobre los hombros.
3. Amér. Mueble de tocador.

peinador, -ra

 
adj.-s. Que peina.
m. Toalla o lienzo que, puesto al cuello, cubre el cuerpo del que se peina o afeita.
Bata de tela ligera, que usan las señoras sobre el vestido para peinarse.
f. ingen. mecán. Máquina para peinar fibras textiles.

peinador

(pejna'ðoɾ)
sustantivo masculino
pieza de tela a modo de capa usada para proteger la ropa al peinar o cortar el pelo El peluquero le ciñó el peinador al cuello antes de cortarle el pelo.
Traducciones

peinador

hairdresser

peinador

A. SM/F (= persona) → hairdresser
B. SM
1. (= bata) → dressing gown, peignoir
2. (LAm) (= tocador) → dressing table
Ejemplos ?
Al cabo de una hora, aproximadamente, vio pasar a Bola de Sebo, más apetitosa que nunca, rebosando en su peinador de casimir con bandas blancas.
Un peinador de holán, guarnecido de encajes de Flandes, cubría sus perfectas y juveniles formas, y sólo asomaba por entre el encaje la punta de su pie, calzado a la moda de entonces, con media de seda y zapato de raso blanco.
Esta vez el pequeño despierta sobresaltado, se levanta de un brinco y corre presuroso al dormitorio de doña Benigna. Delante de un peinador con cubierta de mármol, el ama está terminando su minucioso tocado.
-decía la condesa, tendiendo, para imponer silencio, una manita nacarada que salía como un lirio de entre las blondas de su blanco peinador-, preparad un entusiasta aplauso a esta idea original.
Cubierta de un largo peinador blanco, cuyos undosos pliegues sujetaba a medio lazo un cinturón azul, con sus negros cabellos arrojados en largos rizos sobre la espalda, con su paso rápido y su ademán ligero, habríasele creído el ser más feliz de la tierra; pero mirándola con más detención se conocía que había lágrimas tras de su sonrisa, y que .
A cada momento creía verla entrar en mi alcoba, mal envuelta en un peinador blanco, con una lámpara en la mano izquierda y un puñal en la derecha, cuando no con un dedo sobre la boca, andando de puntillas...
En el dormitorio, además del peinador y del lecho, un amplio catre de hierro con adornos de bronce, hay una cómoda con enchapaduras y un ropero de nogal.
¡Sentimos, recordamos, y parece que surgen muchas cosas olvidadas! ¡Un peinador muy blanco y un piano! Noche de luna y de silencio afuera..., un volumen de versos en mi mano, y en el aire y en todo, ¡primavera!
El olor de las tenacillas, con aquellas manos grasientas que le tocaban la cabeza, no tardaba en dejarla sin sentido y se quedaba un poco dormida bajo el peinador.
Más importante todavía que el "peinador", de cara a la adscripción espaciotemporal de la tumba a un periodo determinado, resultó ser la segunda ofrenda, con la que ya en 1914 se podían trazar paralelismos con otros hallazgos.
“El artículo definido, o, a” (Pontevedra, 1908), trabajo en el que sostiene la procedencia griega del artículo definido gallego “Guía del Turista: Mondariz-Vigo-Santiago” (1912), escrita por varios autores, La Condesa Pardo Bazán, Alfredo Vicenti, R. Balsa de la Vega, Celso García de la Riega, Enrique Peinador Lines y otros.
La forma del tallado del hallazgo, como también en el caso del "peinador" y de las otras tallas óseas encontradas, llevaban a Verworn a pensar en una cultura prehistórica temprana.