Ejemplos ?
¡Canalla! –¡¡Suegra!! –¡Márchese usted, o, sino!... –¡Adiós! ¡Me pegaré un tiro! –¡Puede usted pegarse dos! –¡Julia! –¡Pepito! –¡Hasta nunca!
Quien comenzó este feroz trabajo de humillación fue mi padre. Cuando yo tenía diez años y había cometido alguna falta, me decía: «Mañana te pegaré».
4 Yo pues, pondré anzuelos en tus mejillas, y pegaré los peces de tus ríos á tus escamas, y te sacaré de en medio de tus ríos, y todos los peces de tus ríos saldrán pegados á tus escamas.
Como desde el sitio en el cual se encontraban no veían claramente, la zorra exclamó: -Yo iré a la vanguardia y cuando descubra las tropas del chapulín, pegaré un grito para indicar el instante de atacar.