pedregal

(redireccionado de pedregales)
También se encuentra en: Sinónimos.

pedregal

s. m. Terreno cubierto de piedras sueltas es difícil andar por este pedregal. pedriscal

pedregal

 
m. Terreno cubierto de piedras sueltas.

pedregal

(peðɾe'γal)
sustantivo masculino
terreno cubierto de piedras sueltas A orillas del lago había un pedregal.
Sinónimos

pedregal

sustantivo masculino
Traducciones

pedregal

SM [de piedras] → rocky ground, stony place (Méx) [de lava] → lava field
Ejemplos ?
Y bien á lo que parece Conoce el lugar sin duda, Pues ni en lo áspero tropieza Ni lo dificil le asusta; Y avanza y gira á su tiempo Con precision, y segura Su planta evita los brezos, Y los pedregales cruza Asi de una en otra en peña Llegó trepando á la altura Hasta tocar del alcázar Las viejas murallas húmedas, Donde apartado una piedra Que falso postigo oculta, Iba á alzar con una llave La mohosa cerradura.
Había olvidado completamente al matrimonio -como se olvidan estas figuras de cinematógrafo, simpáticas o repulsivas, que desfilan durante una quincena balnearia-, cuando leí en una cuarta plana de periódico la papeleta: «El excelentísimo señor don Nicolás Abréu y Lallana, jefe superior de Administración... Su desconsolada viuda, la excelentísima señora doña Clotilde Pedregales...».
Lápida abordé la ultranza nutriéndome de realidad funérea y te inhumé sin paroxismos... pues fluyendo por la vida entre apariencias aprendí —campesino cinegeta— a brotarme en pedregales.
Por de pronto, la despoblación es tan grande ya, que en la vasta zona dominada por João Francisco, no va quedando otra gente que la de su regimiento, cuyas patrullas la recorren constantemente haciendo retumbar en los pedregales los cascos férreos de sus caballitos serranos.
Vió al mismo monte subtropical secándose enlos pedregales, y sobre el brumoso horizonte de las tardes de 38-40,volvió a ver el sol cayendo asfixiado en un círculo rojo y mate.Media hora después llegaban a San Ignacio, y siendo ya tarde parallegar hasta lo de Cooper, Fragoso aplazó para la mañana siguiente suvisita.
5 Y parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y nació luego, porque no tenía profundidad de tierra: 6 Mas en saliendo el sol, se quemó; y secóse, porque no tenía raíz.
Y otra vez roca y roca, pedregales desnudos y pelados serrijones, la tierra de las águilas caudales, malezas y jarales, hierbas monteses, zarzas y cambrones.
5 Y otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y luego salió, porque no tenía la tierra profunda: 6 Mas salido el sol, se quemó; y por cuanto no tenía raíz, se secó.
18 Oid, pues, vosotros la parábola del que siembra: 19 Oyendo cualquiera la palabra del reino, y no entendiéndola, viene el malo, y arrebata lo que fué sembrado en su corazón: éste es el que fué sembrado junto al camino. 20 Y el que fué sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y luego la recibe con gozo.
Sujetar a las gentes que ahora vienen adheridas a estos suelos es condenarlas a la miseria para siempre. Hay eriales que nunca debieron dejar de ser eriales; hay pedregales que no se debían haber labrado nunca.
16 Y asimismo éstos son los que son sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, luego la toman con gozo; 17 Mas no tienen raíz en sí, antes son temporales, que en levantándose la tribulación ó la persecución por causa de la palabra, luego se escandalizan.
El coyote acecha entre los matorrales, el busardo quiebra el aire con su vuelo pesado y el lento oso gris merodea sordamente por los barrancos, en busca del poco sustento que aquellos pedregales puedan dispensarle.